Feliz dia de los enamorados!

La andy tiene mucho dinerossssss, y yo tambien pero yo soy egoista y apretado y la andy no. Para el dia de los enamorados ella amorosa y tiernamente me invita a comer finas delicias pasteleras a un exclusivo, delicado y fino cafe de nuestra ciudad.

Fino, delicado, sutil y exclusivo…

… pero eso no quita las ganas de cagar.

Pedimos dos riquisimas piezas de “delicadas y finas” tortas y comenzamos a comerlas “fina y exclusivamente” cuando…

Un retortijon poco bienvenido me da la señal de alarma que algo no funciona bien dentro de mi. Mi primera accion a tomar fue dar la señal de advertencia a la andrea: Mirarla con terrorificos ojos llenos de desesperacion.

Ella adivino mi pensamiento y me miro silenciosamente con una mirada que bien podria haber dicho:

“¡¿AQUI?!”

La mire con cara de “¡¡SI, AQUI!!” y me levante con una calma y una lentitud que bien hubiera echo pensar que mentia.

Con esa lentitud y suavidad me dirigi lenta y suavemente hacia donde atendia una señorita y le pregunte con una suavidad y cordialidad engañadora, donde era que se ubicaban los aposentos higienicos.

Con una mano levantada y una sonrisa, me señalo el campo de batalla donde suave y lentamente me dirigi. Cerre la puerta silenciosamente y una vez puesta la fina cerradura me desabroche mis pantalones con una velocidad que hubiera sorprendido al mas inmutable y me sente desesperadamente, conservando aun mi dignidad, en mi trono.

Los sucesos que siguen a continuacion no los describiré. No por el cuadro dantesco que representaban, ni por la imposibilidad de describir claramente sensaciones y fragancias, sino porque la experiencia me sumió en el mayor de los profundos estados de conciencia que puede sufrir uno en un fino baño de  un fino cafe.

Yo no estaba conciente de lo que habia echo, pero una vez aclarada la embriagadora atmosfera comprendi que a “ciertas personas” no les iba a gustar para nada mi obra de arte.

Demonios dije… que hacemos aqui.

Afortunadamente era un exclusivo y prestigioso lugar y por lo visto estaban preparados para esas cosas porque ademas de dos extractores de aire y un purificador contaban con un poderoso pero insuficiente aromatizador de ambiente.

Confiado, sonreí en el espejo, y no sin precaución interpreté mi papel suave y calmado del mundo exterior antes de abrir la puerta.

Una vez abierta, suave y calmadamente, con los rasgos ya desaparecidos de la desesperacion, me dirigi a la mesa, no sin antes echar una mirada hacia atras donde comprobe atrozmente que…

… el olor venia tras de mi.

No quiso  desprenderse de mi y ahora debía sufrir las consecuencias.

Rápidamente me dirigí hacia un ventilador en el techo que cumplió la exitosa tarea de ahuyentarlo, diciendo en forma clara y fuerte: Carajo, andate de aquí!

Y la podredumbre, por primera vez, obediente, se dirigió silenciosa pero aromaticamente, a las narices ajenas de tanta gente fina y elegante.

Me daba lo mismo donde… a cualquier parte, pero lejos de mi.

En un cafe, de los muchos cafes que hay en el mundo, en una ciudad, de las muchas ciudades que hay en el mundo, escribo estas lineas… para ti.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s