Las cosas que nunca haria. Capitulo 1.

Díganme lo que quieran, me da lo mismo.

Pero es entretenidisimo y muy interesante jugar ajedrez solo. Es increible como uno puede llegar a pensar tanto para ganarle al enemigo, y el enemigo es uno mismo.

Podran decir que las jugadas estan predeterminadas para que uno de los dos lados gane, pero no se puede: es imposible. Al dar vuelta el tablero, la configuracion de las piezas cambia totalmente y el juego es totalmente distinto.

La posicion de atacante o defensor es increiblemente variante, y la necesidad de defender una pieza, es tan fuerte como el deseo de evitar sacrificarla. La unica forma de jugar un juego solo, es convencerse fuertemente, que sin importar con cual de los dos lados se juega, el objetivo es invariablemente, ganar.

Ademas se requiere una gran honradez al mover una pieza, equivocarse y asumir que fue una mala jugada para evitar deshacerla. Muchisimas veces tuve la intencion de rehacer una jugada, pero la victoria en el ajedrez esta basada en la capacidad del error, y evitarlos no conduce a nada.

No tengo mas que decir, que fue muy interesante, y sera un juego nada mas, pero me probé a mi mismo.

Jugue contra mi, y gané.

En un cafe, de los muchos cafes que hay en el mundo, en una ciudad, de las muchas ciudades que hay en el mundo, escribo estas lineas… para ti.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s