Han pasado tantas cosas…

Pero no voy a hablar sobre el papa.

No voy a escribir sobre su incansable capacidad de trabajo, su simpatia, ni su inteligencia.

No pienso hablar sobre los cerca de 25 idiomas que hablaba. Y no solo porque no quiera hacerlo… tampoco conosco mas de 10 o 15 lenguas distintas.

No hablare sobre su letal perseverancia ni su permanente espiritu de lucha. Tampoco de su humildad, su fuerza y su pedagogia.

No hablare de el, no porque no crea en dios, muchos tampoco creen y tambien se entristecieron con su muerte. No hablare de sus enemigos, que enmudecieron con su victoria.

No hablare de su intento de enseñarnos el camino de la felicidad.

No es necesario.

No, porque no hablare del papa.

En un cafe, de los muchos cafes que hay en el mundo, en una ciudad, de las muchas ciudades que hay en el mundo, escribo estas lineas… para ti.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s