Confesiones en un baño.

Ya no me siento incomodo ante los silencios incomodos.

Antes pensaba que tenia responsabilidad en mantener y desarrollar una conversacion, pero el tedio y el tiempo, me hicieron entender que una conversacion se hace de a dos.

Cuando uno le pregunta a alguien acerca de algun punto de vista que uno quiera conocer, lo primero que viene es la respuesta y normalmente en la mayoria de los casos, esa persona despues te pregunta cosas como: Y tu?

Eso es conocerse conversando.

Pero cuando esa persona responde a tu pregunta y luego no pregunta nada, viene un silencio.

Y ESE es el silencio incomodo.

Antes, me importaba y me sentia responsable, y trataba de rellenarlos con otras preguntas inventadas y tontas, y te sentias idiota hablando solo, pero ahora me parece normal, divertido, anectodico, incluso digno de contar.

Ya no asumo responsabilidades que desde un primer momento siempre fueron compartidas. Ahora me quedo callado tambien, y me rio.

Para conversar fluidamente, debes preguntar y escuchar las preguntas que te van a hacer, y luego contestar y preguntar, sucesivamente por los siglos de los siglos.

A menos que en realidad no quieran conversar contigo…

En un cafe, de los muchos cafes que hay en el mundo, en una ciudad, de las muchas ciudades que hay en el mundo, escribo estas lineas… para ti.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s