Let’s make things better…

Has pensado en lo facil que se nos ha echo la vida?

Como han cambiado tantas cosas que practicamente ya no tenemos ni que movernos. Nos quejamos y reclamamos que se enfrió la comida o que se echó a perder una naranja, pero has pensado realmente en lo que reclamas?

Ahora tenemos horno microondas que calientan un vaso de leche en 50 segundos, directamente de la taza, cuando antes tenias que ponerlo en una olla y calentar a fuego lento, revolviendo de vez en cuando y aguantar esa asquerosidad de la nata. Ahora tenemos refrigeradores electricos que caben en cualquier parte (menosen el departamento de mi hermana) y que ademas de mantener frescas las cosas, te sirven para hacer juguitos y cosas estupidas.

Es facil la vida, y seguimos reclamando. Lo mismo con el computador y la television. Todo indica que vamos a terminar sentados en sillitas con ruedas y un enchufe con comida a la boca.

Y si algo falla? Se nos viene el mundo al suelo!

Si tenias que levantarte a las 8 de la mañana y tomarte un cafe, ahora para tomarte el mismo cafe te tienes que levantar media hora antes! Basta con pensar en lo que hacemos cuando se corta la luz. No sabemos que hacer. Ahi quedamos con los ojos abiertos, mirandonos las caras. Antes los niños jugaban en las plazas, o corrian detras de una pelota por las calles, hacian excursiones a los bosques o fabricaban autos de latas y madera. Antes se organizaban guerras de agua, y juegos en multitudes. Los niños eran mas activos y eran mas solidarios y sociables.

No digo que sea malo. Nada es malo, solo diferente. Pero con toda la disponibilidad de equipos electricos, quizas tambien nos hemos relajado, y permitido que estupideces le den los valores y crien a nuestros hijos.

Hoy dia el papá y la mamá trabajan, y el cabro chico, pasa todo el dia pensando y haciendo boludeces que no le interesan a nadie. Se estan olvidando los principios y las buenas cosas que se les enseñaban a los niños para que fueran gente buena.

Porque no hay tiempo.

El tiempo se gana mucho mas de lo que se pierde. Pero todavia no me quiero dar cuenta de eso.

Y tu?

En un cafe, de los muchos cafes que hay en el mundo, en una ciudad, de las muchas ciudades que hay en el mundo, escribo estas lineas… para ti.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s