La corbata del cura.

Un cura paso por mi caja.

Supe que era un cura porque tenia esa corbatita blanca y cuadrada en la camisa.

Pero estaba suelta y la camisa desabrochada.

Me parecio bastante curiosa la forma en que se vestia y le dije:

– Su jefe no se enoja con usted cuando lo ve así de mal vestido?

Y me dijo que a estas alturas su jefe ya estaba harto de todo.

En un cafe, de los muchos cafes que hay en el mundo, en una ciudad, de las muchas ciudades que hay en el mundo, escribo estas lineas… para ti.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s