La sangre transporta mucho mas que globulos rojos.

Despues de tanto tiempo de recriminarme por mi forma de ser, de sentirme como un bicho raro, de buscar respuestas a mis preguntas, y preguntarme el motivo de mi actitud en la vida, he descubierto algo que me dejo pasmadisimo.

Llegue a dormir a la casa de mis abuelos, los papas de mis papas. Y debo reconocer que nunca habia hablado con ellos en forma individual. Siempre habia alguien mas aportando en la conversacion, y quizas por ser muy chico, nunca fui escuchado con atencion.

Hoy llegue a su casa, y despues de tantos años sin vernos, habia que volver a presentarnos, y despues de una hora y media de conversacion, descubri algo aterrador:

Despues de crecer su infancia entre selvas y montañas, de perderle miedo y asco a bichos y bestias, mi abuela desarrollo un profundo y arraigadisimo espiritu aventurero, que la llevó a imaginar su vida como misionera en el gran continente africano. Pero como toda historia que nunca se publica, terminó casándose y teniendo hijos.

Esta situacion no le impidio para nada seguir teniendo presente su anhelado sueño descubridor, razon por la cual, dedicó junto a mi abuelo, montones de años de su vida para viajar por el mundo entero. La edad y el tiempo le dieron a mi abuelo su impedimento para volar a China.

Por si fuera poco, el hermano de mi abuela, hoy se encuentra perdido en el amazonas, lugar en el que ha vivido la mayor parte de su vida. Se fue de muy joven a vivir a venezuela, y luego de conocer la selva y de pescar malaria, no quiso mas volver. Ahí se gana la vida criando cocodrilos y lagartijas gigantes.

Hoy dia, alumnos universitarios, que no tienen mas contacto con la naturaleza, de la que hay en su jardin, utilizan sus memorias y estudios para comprender y conocer el comportamiento de las aves.

Mi vida, es el resultado del desarrollo de las vidas de mis antepasados, que pudieron o no hacer ciertas cosas, el deseo perdura a travez de las generaciones, haciendo de mi, un aventurero no intencionado, que debe sufrir los rigores de tener en su sangre los sueños y pasiones de abuelos, bisabuelos, y tatarabuelos que vivieron, sufrieron y murieron con el mismo sentimiento circulando por la sangre.

El resultado de mi vida hoy tiene una explicacion, y al contrario de lo que yo pensaba, no es mi culpa, sino el resultado de varias generaciones inconclusas, que vieron impedimentos para desarrollar los mas profundos deseos de la aventura.

Hoy me toca a mi continuar con la tradicion, y si yo no cumplo los deseos de mis antepasados y los mios, seguramente…

… mis hijos lo continuaran.

Es algo que escapa a nuestra voluntad, se lleva en la sangre.

En un cafe, de los muchos cafes que hay en el mundo, en una ciudad, de las muchas ciudades que hay en el mundo, escribo estas lineas… para ti.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s