Todo tiene una primera vez…

Y es la primera vez que escribo un post encima de un bus. Acabo de partir, y mientras veo por la ventana como pasan los campos, aprovecho el maximo el sabor del ultimo beso de la andy, y escuchar la unica cancion que debia ser escuchada en este momento.

Y mientras pasan los arboles, recien ahora recuerdo cuanto adoraba viajar, y ver pasar casas y campos. Olvidaba cuanto significaba viajar para mi. A mi derecha va la linea del tren, y ruego al cielo verlo pasar, para imaginarme a mi mismo algun dia cuando viaje sobre el transiberiano.

Tengo mi musica, y un libro. Amarillo y arrugado, viejo de tantos viajes y lecturas, traigo el mejor libro que pude encontrar. Cien años de soledad, de Garcia Marquez. No se cuantas veces lo he leido, pero se que no son las suficientes.

Lo unico que lamento un poco, fue la despedida con la Andy, que fue tan corta y apresurada… aunque si hubiesemos estado despidienonos 6 horas, hubiera sido quizas igualmente corta, y tal vez el doble de apresurada.

En el bus estan pasando una pelicula, pero prefiero ganar mi tiempo entre bosques y rios, escribiendo cosas que resumen tantas otras, y se anticipan a tantas mas.

Despues de todo, esto es para ti.

En un cafe, de los muchos cafes que hay en el mundo, en una ciudad, de las muchas ciudades que hay en el mundo, escribo estas lineas… para ti.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s