Ya empece a trabajar!

Fuimos a la fabriquita el martes.

Nos levantamos a la hora promedio… igual un poco tarde. A las 5 y 30. Estos gringos locos son increibles para trabajar.

Nos dirigimos a baraboo como todos los dias… la carretera estaba nevada, bien bonito todo. Pero cada vez menos, por que te acostumbras, y porque hace tiempo que dejo de nevar y la nieve que hay, se ve barrosa, desordenada y cochina. Yo creo que la naturaleza se esta guardando, para reservarnos lo mejor, y enterrarnos bajo nieve de una buena vez.

En la fabrica nos recibio un gringo con cara de loco. Uno de esos, que ves en los diarios como asesino en serie o violador de niños.

Uno de esos.

Nos empezo a hablar, bueno, eso creemos, porque no le entendimos nada. Hablaba como si hubieran usado su lengua para afilar cuchillos, y despues creo que le entendimos que habia que seguirlo a dar un tour por la fabrica. Y en el interior, fue mucho peor. Como requisito indispensable es ingresar con zapatos punta de fierro, y con tapones en las orejas. Es descomunal el ruido que hacen las maquinas del demonio. El tour duro como 45 minutos, mientras veiamos como el asesino en serie movia la boca mientras nos apuntaba las maquinas. De vez en cuando nos apuntaba una, movia la boca, y le deciamos que si.

A que, nose, pero si.

Termino el espectaculo, y nos mando de vuelta al exterior. Ahi nos recibio el jefe, y le tocaba su labor mas grata.

El examen de drogas.

Asi que a todos nos paso un vasito, y partimos al baño a hacer lo que nadie puede hacer por mi. Le pasamos el vasito lleno, y luego…

SALUD!

Ya estamos en la fabrica.

Y luego, a trabajar!

El trabajo no es tan terriblemente pesado, pero lo largo del turno lo hace agotador. Es un espanto trabajar 12 horas seguidas en medio del ruido infernal. Pero no se escucha el ruido… no ves que tenemos taponcitos en los oidos? Igual te sientes como esclavo negro, remando en una galera de guerra. Falta el puro Ben Hur al lado.

Me toco trabajar en una maquina que era un chiste: Basicamente, mi trabajo era darle de comer a una maquina. Llegaba un montacargas, y dejaba a tu lado un cajon lleno de revistas, miles de revistas, millones de revistas, una cosa fantastica, y todas iguales.

Y calentitas, las acaban de imprimir.

Y al otro lado, otro cajon igual de grande, lleno de paginas, miles de paginas, millones de paginas, una cosa fantastica, y todas iguales.

Y tu trabajo consistia en tomar paquetes del cajon numero uno, y irlos poniendo todos en una banda de goma que nunca acaba de avanzar, y poner paquetes de paginas del cajon numero dos, y ponerlos en una banda paralela, igual a la otra, que tampoco, nunca acaba de avanzar.

Entonces, estas ahí todo el dia, como boludo poniendo papeles en las dos bandas. Las bandas llegan al final de un recorrido, y las paginas suben y bajan, y caen y se tuercen, y se comprimen, y giran para alla, y giran para el otro lado…

Un espectaculo sensacional.

Y que pasa ahí?

La maquinita lo que hace es pegarle una pagina del cajon numero dos, a las revistas del paquete numero uno. Al final del recorrido, hay una sola banda de goma de salida, donde hay otro baboso que carga las nuevas revistas, con sus paginas recien adheridas, las mete en un cajon, y cuando esta lleno, viene el mismo huevoncito del montacargas y se las lleva al carajo.

Todo ese escandalo para pegarle una hoja mas a una revista.

Una cosa fantastica.

Cuando estaba en eso, llego mi jefa, asi como contenta y me movio la boca. Entendi que me estaba diciendo algo bueno.

– QUE?!

Y me movio la boca de nuevo. Y de nuevo…

– QUE????!!!

Y me movio la boca de nuevo, un poco fastidiada.

Se me ocurrio sacarme los tapones de la oreja, y me dice asi como con mala gana.

– You are doing a really good job.

Y yo, con el pecho hinchado como ganzo, me crei el cuento.

El trabajo es re sencillo, no tiene ninguna complicacion… lo puede hacer cualquier persona… un sordo, un cleptomano… incluso un tartamudo. Pero nunca me habian reconocido un buen trabajo en ninguna parte donde he trabajado.

Motiva, y hace trabajar mas contento.

Puedes comer y tomar bebidas mientras trabajas, tienes momento de descanzo en que toda la planta se frena, y todos, al mismo tiempo se van a sentar y a conversar o comer un rato. Es bastante sensacional en realidad, nada que decir. Asi estos gringos de mierda se comen el mundo.

En un cafe, de los muchos cafes que hay en el mundo, en una ciudad, de las muchas ciudades que hay en el mundo, escribo estas lineas… para ti.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s