Mi dodge… mi adorado dodge.

Cuando llegamos a Jefferson, notamos que un policia que venia de frente dio la vuelta y prendio sus lucesitas y se nos puso detras para seguirnos. Cuando nos dimos cuenta que el babosito ese se sentia como en una pelicula de persecuciones ( a 30 km/h ), nos detuvimos. Era para decirnos que teniamos una luz de las delanteras quemada. Si seran huevoncitos estos pelotudos, que hacen el medio escandalo por una jodida lucesita que no prende.

– Yaa… sin falta la cambiamos senior oficial de la ley y el orden y la seguridad y la… aaandate a la coooonch…!

Y se fue para su cochina patrulla.

Luego nos paro otro, por lo mismo… Lo mismo: ssiiiii seenioooooor como no… si ya la vamos a comprar… sin falta… ahoritititita mismo que la compramos… si… como no… muchas gracias por avisarnos.

Nos pararon 3 veces mas.

Ya fue mucho mentirles… asi que decidimos comprar la mugre esa de foco. Mas gastos en el cabroncete ese del dodge. Pero agarramos la luz en su cochina caja, y la dejamos ahi tirada en el suelo del auto. Si estaran muy aburridos en un pueblo donde no muere nadie, que nos siguieron parando. Pero cuando nos decian que compraramos el foco… les mostrabamos el foco “recien” comprado, y que juuuusto lo ibamos llendo a poner. Pero despues nos pusimos a pensar, que en este pueblo de nadie, a pesar de que habia una patrulla policial por cada dos habitantes, existia la posibilidad de que nos detuviera el mismo.

… hubiera sido muuuuy mala suerte.

Porque hay tanto paco aca, que toparse con el mismo es casi una coincidencia del destino. Pero existia la posibilidad… y partir diciendole la misma mentira vieja al mismo paco… hubiera sido un tanto embarazozo.

Asi que lo pusimos.

Aca tambien pasa una cosa curiosa. Cuando viajabamos de noche por alguna carretera, es re entrete poner las luces altas cuando no viene nadie al frente, porque se ve todo mucho mas claro y mas bonito y bueno, da mas gusto manejar asi… pero cuando viene algun pelotudito cabron por el frente… las bajas… de puro respetuoso y huevon que eres. Pero comence a notar, que ellos no bajan las luces. Son igual y mas huevones, pero no son respetuosos y te dejan tosiendo por la intensidad de las luces que te ponen en la cara. Y ahi terminas palmeteandote la frente tratando de “reencontrar” la linea de la carretera que venia cerca de alguna rueda, para no terminar debajo de un rio o arriba de un arbol.

Y ahi se fue el chingon ese con sus luces altas.

Asi que me aburri, y no les baje mas las luces. Aqui no se ve eso de que la gente te cambie las luces para que las bajes porque les molesta… asi que andaba para arriba y para abajo con las luces altas… aunque no fuera necesario.

Para puro joder a estos cabroncetes.

Y lo divertido es que cuando el fenia trataba de poner la nueva luz, rompio un resorte o algo, o que se yo… y la luz izquierda quedo apuntando definitivamente a la izquierda… o sea… alumbraba directamente a las babas que chorrean del conductor norteamericano que viene al frente.  Llegas a sentir las chuchadas y los garabatos que lanzan cuando pasan veloces por tu lado y despues por el espejo, la luz roja del freno tratando de no salirse de la carretera porque la perdio. Decidi no complicarme mas, y ando con las luces altas para arriba y para abajo. En la ciudad, en carretera, en un semaforo, en todas partes. Y los conductors de aca, me saludan felices cuando pasan a mi lado. Como se nota que les encanta que pase alguien que les ilumine la vida.

Dejo una lista actualizada hasta el 28 de marzo de las cosas que fallan en el auto… voy a ir actualizandola a medida que sigan fallando las cosas.

– No tiene frenos… frena pero con un poco de fe, y mucha paciencia.
– No tiene marcador de bencina.
– No tiene marcador de temperatura.
– No tiene marcador de bateria.
– No tiene radio.
– No tiene freno de mano.
– No abren las 2 puertas del lado derecho.
– La maleta  solo abre con un destornillador o un cuchillo. No tiene cerrojo… solo un hoyo.
– El auto no funciona con llave.
– No tenemos llave.
– En el lugar donde estuvieron las manillas que abren las ventanas, hay un hoyo donde se mete el aire frio.
– Los cinturones de seguridad son decorativos… no tienen freno.
– No tiene pintura en varios lados… no es uniforme.
– El piso del auto esta oxidado y hay algunos sectores en donde se ve la carretera.
– El defrost de la ventana trasera hay que dejarlo apretado por el tiempo que deba funcionar. Si lo sueltas deja de funcionar.
– No tiene bocina.
– Tiene un recien adquirido rayon profundo que se inicia en la luz izquierda de freno.

 

Ese es mi dodge, mi adorado dodge.

En un cafe, de los muchos cafes que hay en el mundo, en una ciudad, de las muchas ciudades que hay en el mundo, escribo estas lineas… para ti.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s