Concientizacion impersonal de la industrializacion de la vida.

A mi profe de produccion, se le ocurrio que era un buen momento para conocer una vaca, asi que organizó un par de salidas a algunos campos con el curso, para que vieramos como era una de verdad, que solamentes las vemos en fotos.

Y descubrimos que son grandes… y toooontas! Menos mal porque si fueran inteteligentes, nosotros no tomariamos leche de vaca y ellas tomarian leche de humano.

Fuimos a una lecheria.

Una lecheria, es un lugar donde ponen a las vacas en filas, y luego las estrujan desde las pechugas. Es terrible. Pero a ellas no les molesta tanto. Que les va a molestar si se meten solitas y esperan tranquilitas que el hombrecillo del demonio les enchufe las estrujadoras en sus tetitas.

El ambiente lechero, es un barrial enorme. Todos mis compañeros fueron con botas de goma largas porque ellos como van a ser veterinarios, ya saben ese tipo de cosas. Yo, como voy a ser fotografo, fui con zapatos.

El rubro lechero, es una mezcla tremenda de ambientes putrefactos y contaminados, que son nido para numerosas alimañas ponsoñozas y nasueabundas, aunque para mi, son criaturas hermosas libres de toda culpa y omision.

Y mientras todos disparaban preguntas acerca de la cantidad, composicion, mezcla, tiempo, transicion, densidad, espacio y alimentacion… yo volaba junto a mi, por lugares donde nadie puede acompañarme, disfrutando de un espacio unico para la expresion.

Visitamos la sala de espera, donde impacientes, nerviosas, y preocupadas las vacas esperan el momento de su estrujamiento. Se ponen en filita, igual que soldados obedientes, en espera del sacrificio final.

Ellas saben lo que pasa, pero asumen su papel con nerviosismo. Es algo que han venido haciendo durante toda la vida… y cuando la vida se les va acabando, las meten en un camion, y luego de un corto paseo por el matadero, las vemos contentas y envasadas en cajas de plastico, etiquetadas y bien distribuidas en cualquier supermercado. La cosa es asi, pero ¿asi debe ser? ¿No existe una alternativa para ello? Ni sabemos, ni valoramos lo que cuesta tomar un vaso de leche. Todo el esfuerzo esfuerzo que hacemos es sacar la puta caja del refrigerador.

No alcanzamos a darnos cuenta.

Visitamos la sala de ordeña. Que es el maximo logro, la comunion maxima entre la naturaleza y el hombre, el eslabon perdido entre ciencia, produccion, evolucion, desarrollo y vida.

No estan en condiciones de quejarse, han entendido su rol. Su madre se los habia enseñado, tal cual ellas lo enseñaran a sus hijas. Es un proceso lento, pero largo. Un ciclo evolutivo de aprendizaje y adaptacion.

Estudiamos, detalladamente el proceso industrial de extraccion, aprendimos el secreto, el detalle y la comercializacion de la leche. Vimos el proceso completo. Solo faltaba ver como llegaba la caja de leche a mi refrigerador.

Luego fuimos a otro predio, a ver la transicion de ternero a vaca, y para ello, entramos a un galpon, que por dentro era algo asi como una mina de carbon, kilometros bajo el suelo. Fue una cosa tremenda, pero duró poco, porque luego se hizo la luz, y nos encontramos de lleno con los infantes prepuberales, pequeños, juguetones y tiernos, que prontamente serian vacas grandes, pesadas y gordas, maquinas productivas, entes lacteos de extraccion masiva… bestias de la globalizacion, titeres del consumismo.

Conocimos a los terneritos, con su regaloneo interesado, con su necesidad impasible de leche, con sus soledades, sus necesidades de madres perdidas, de hermanos desconocidos, de compañeros extraños, de misterios desconocidos, de extrañezas, de miedos y esperanzas.

Desconectados de toda vida.

Agradezco ser un fotografo veterinario, porque hay que decirlo, un veterinario fotografo hubiera tomado otro tipo de fotografias.  El orden, aqui importa. Esta carrera, tengo que decirlo, me ha entregado montones de momentos, de distintos tipos y naturaleza. Me gusta estar en el camino que me convierte en veterinario aunque tenga una fuerte opción de nunca llegar a serlo.

El destino es incierto, y nunca sabemos con que nos vamos a encontrar a la vuelta de la esquina… hablo mucho del futuro y con mucha confianza. Tengo la osadia de anteponerme a los hechos, y probablemente ante mi negativa de ser un veterinario, probablemente termine siendo uno de los mejores.

Tengo que dejar de anticiparme a los misteriosos hechos desconocidos del futuro. Es una ofensa al tiempo intentar anteponerme a sus designios.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Felipe dice:

    Mira. muy bonito tu post, pero si la empresa q le compra leche a esa lecheria a la que tu fuiste sabe de esos ratoncitos …. 1.- o le van a bajar MUCHO el precio al q le compran la leche o 2.- les van a suspender las compras de leche.Por otro lado estuvo bien la aclaracion de ser un fotografo-veterinario.Te queremos siendo marciano…nos da lo mismo a q te dediques.jajaFRL

  2. Marciano dice:

    AAAH PERO NO DIJE QUE LOS RATONES ESTABAN A KILOMETRO Y MEDIO DE LA LECHERIA???Y QUE EN LA LECHERIA NO HABIAN NI MOSCAS????Aaaah olvide decirlo………..!!Todo sea por la discrecion del negocio.Tambien te queremos mijo, un abrazo.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s