Un día en un centro de cultivo de salmones.

Bien lo decia yo, y lo sigo diciendo.

Ya no recuerdo lo que decia, asi que mejor invento otro dicho, pero de dichos muchos no conosco, asi que mejor me callo y cuento lo que pensaba ir escribiendo.

Resulto bien mugre el viaje. El viaje si, pero la pega entretenida. El viaje mugre, la pega no. Es que el viaje resulto ser muy mugre.

Con un regimen nocturno perpetuo y calivasilozo, mis sentidos hormonales y neuronales endocrinos responsables del sueño, tenian su labor estigmatizada a otro huso horario en este enorme orbe que muchos llamamos tierra. Claro, siendo las 4 de la mañana, a mi se me empieza a quitar el sueño y me dan ganas de hacer cosas.

Y como yo soy muy obediente de mi, hago cosas.

Total que no duermo de noche, sino que de mañana y de tarde.

Y cuando te dicen que vas a tomar un bus a las 6.30 am, como que perjudica un poco tu rutina diaria de somnolencia y te friega bastante eso.

Siendo las 3 de la mañana, todavia me daba vueltas en la cama intentando imaginar un sueño para ver si me dormia y lo soñaba de verdad.

Nada.

Asi hasta las 5 de la mañana. En ese momento glorioso, siento un desvanecimiento global que lo entumece todo y lo entorpece bastante, simbolico gesto de la llegada de un sueño, cuando luegamente y sin aviso de nada repentino, suena un despertador bien mariconazo que te hace dar cuenta que no dormiste nada y hay un bus que tienes que atrapar.

No dormí y que.

Mi madre, que se paletea porque se levanta a las 6 de la mañana para irme a dejar a un bus, me va a dejar al famoso bus, y simplemente, me subo a aquel bus, que me transporta en caminos oscuros y llenos de sueño.

Pero no duermo.

El pelotudo del chofer tiene todas sus lucesitas del techo encendidas y yo me pongo el gorro en los ojos para hacerme el que estamos oscuro, pero no hay caso, no puedo dormir.

2 horas despues estoy en Pucón, que el bus llega hasta ahi, y de ahi para arriba hay que tomar otra cosa.

Busco otra cosa que tomar y la encuentro. Es un minibus, que es como un bus pero mas chico, casi un furgon, pero mas grande, algo asi. Este minibus me lleva lenta y somnolientamente entre mas lejanias e incertidumbres laborales remotas.

A las 9.30 llego al lugar aquel donde tengo que contactarme con alguien quien no conosco, para que envien al chofer a buscarme. Claro, tengo chofer.

Un furgon blanco, que es como un minibus pero mas chico, y como un bus, pero bastante mas chico, llega y me dice que me suba. Supuse que era el de la piscicultura, porque no es comun que la gente de la calle me ofrece subirme a sus vehiculos sin ofrecerme dinero primero.

Me subo.

Gratis.

Luego me ofrece el dinero y me bajo.

No, mentira.

Llegamos al famoso centro archivaldiluque. Lo mas encachado de la promiscuidad humana. Es un centro super cototo de lo mas cototo que hay. Tan cototo que es algo asi como lo mas cototo de toda sudamerica. Asi de cototo y encachado que es.

Todo brilla, no de brillante, sino de limpio, reluciente. Esteril. Libre de enfermedades, contaminantes, bichos y rarezas raras.

Me bajo del furgon lejos, porque el furgon no puede entrar sin un minuciosicimo y complejo proceso de desinfeccion, y no lo iban a hacer por mi, asi que camino.

Llego al HALL. Que es algo asi como la recepcion, pero cuando lo dices en ingles, te imaginas que es algo mejor. Y ahi empieza lo bueno.

Un hombre, que es el jefe, me recibe a travez de una ventana. Me dice a travez del vidrio que deje mis cosas afuera, en una escotilla, que las van a desinfectar. Y yo pensando en mis cositas infectadas que serian desinfectadas sin su permiso, me dio una rabia tremenda por las infecciones que desaparecerian sin su consentimiento.

Me dice que avance a lo largo del vidrio y que llegue al final del pasillo donde hay unos camarines. Esa es como la frontera del bien y el mal, el campo de batalla del infierno, la zona limite, el punto cero, el control, la zona de guerra.

Porque tu, sucio mortal, portador de enfermedades feas, vienes del mundo exterior, y debes ser eliminado, porque en el mundo interior, no hay enfermedades raras ni bichos extraños ni maldades perversas.

Asi que ahi hay una barrera de acero, que divide lo bueno de lo malo, lo limpio de lo sucio. Te sacas todas tus porquerias, toda tu ropa, todo. Quedas en pelotitas colgando, y te vas asi, indefenso y humillado, hacia la barrera divisoria.

Ahi te metes a una ducha, y te duchas como si te estuvieras quemando. El jabon no echa espuma porque es un desinfectante, que te deja apto como para que puedas entrar en el mundo higienico de la esterilización.

Una vez esterlizado y limpio, te pones tu ropa limpia y esterilizada del centro, que jamas estuvo en el mundo exterior, por lo que esta libre de las sucias enfermedades feas. Te pasan tu overall, tu ropa termica y tus zapatos.

Bienvenido, eres un limpio, vestido.

Ahora puedes entrar al centro. Cruzas la puerta del mal, y eres libre en la tierra.

Todo se convierte en normas. Cada sala se separa de otra por barreras de proteccion sanitaria, desinfectantes de zapatos y de manos, utensilios especificos localizados, y letreros por todos lados indicando lo que se debe o no debe hacerse.

Una locura.

Una locura necesaria, si no quieres perder toda la produccion pesquera del año porque se coló una bacteria de porqueria.

El centro en si no es demasiado grande, tampoco chico. Lo que son grandes son los estanques. En cada estanque, sin lugar a dudas y sin temor a equivocarme, cabe con facilidad un helicoptero completo con sus helices y cola incluida.

Tuve que preguntar como habian traido esas monstruosidades. Por parte. Estan enzamblados con pernos por todos lados y recubiertos por una capa de acrilico. Una cosa tremenda.

Uno solo de esos contiene como 90 mil pecesillos de largo de una mano.

Tantos son y tan graciosos, que todos en su conjunto se convierten en una masa movil viviente, como un solo organismo que gira en torno al centro, como un remolino de aletas, branquias y colas, tan denso y superpoblado, que desaparece el fondo, convirtiendose en una masa densa y negra, mucho mas densa y negra que lo que alcanzas a ver desde la superficie.

Todos los estanques tienen una altura de unos 2 metros y medio, asi que el suelo esta levantado de manera que quede a la mitad del estanque. Todo el piso del centro esta en un enrejillado de goma, en donde miras el suelo 2 metros mas abajo.

Es una cosa tremenda.

Y ahora a lo mio.

Estamos haciendo un seguimiento sanitario a ver si es que hay enfermedades en el centro. Porque a pesar de estar en un universo magicamente esteril, no se está libre de la presencia del terror y del mal.

Asi que de cada estanque, hay que sacar 60 pescaditos, que tendran la mala suerte de ser condenados a muerte en favor de la ciencia.

El carli saca los pescaditos con una red, y cuando estan muertados, los autopsiamos. En realidad sabemos que murieron de una sobredosis de aire y una insuficiencia de agua, pero igual nos creemos doctores con la pinza y el bisturí.

Hay que cortarles pedacitos de organos y meterlos en un tubo a ver si les encuentran las tan temibles enfermedades y hacer tratamientos y cosas antes de que aparescan en todos.

Hay algunos que son mas aperrados y aguantan harto rato afuera del agua. A mi me da un poco de dolor de guata que esten vivos, y no quisiera tener que golpearlos, asi que me voy directo al corazon, que todavia late. Y en un corte limpio y certero le aplico el viaje final y se deja de mover. Que horror debe ser que te esten sacando pedacitos mientras tu corazon sigue latiendo.

Asi que dentro de la brutalidad propia del tajeo indiscriminado, somos bastante humanos en nuestro trabajo.

Es todo bien rapido asi que uno ni se da cuenta como va pasando la hora y ya tienes montones de tubos con muestras para enviar al laboratorio.

Asi que eso es basicamente lo que hago.

Mucho no me pagan, pero tampoco es como para que me paguen tanto. Quizas por los viajes que es lo unico sacrificado, pero los pasajes me los devuelven, asi que igual viajo gratis.

Me gustaria que me pagaran mas, pero asi y todo estoy recibiendo dinero$ que no tengo y que me sirve para pagar mi$ deuda$.

No se cuanto ira a durar este trabajo, se que no mucho asi que tengo que ser cuidadoso con mis gastos y tiempos. Tengo que aprovechar tambien para conocer la gente que me puede dar trabajo mas adelante, y amononar mi curriculum para cuando sea un veterinario de verdad y tenga camino recorrido que me haga mas apetecible para alguna salmonera que si me pague harta plata y asi recorra en una camioneta el sur de chile completo y saque fotos de sus valles y cascadas y rios y cerros y senderos, que son los lugares donde se ubican las pisciculturas.

Que lo de los pescados es un pretexto.

Lo que me gusta es el paisaje.

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Rocio dice:

    dejame decirte que te falto algo muy importante en el parrafo final …..YO!!! yo voy a ir en esa camioneta de copiloto recorriendo el sur porque me encanta…y me encantas tu….menso…. que feo ah!! me las pagaras

  2. Ignacio dice:

    me gusta esa ideal, pero la cague, yo ya estoy embarcado en otro cuento que no permite tanta aventura y libertad, me gustaria porder elegir denuevo y estar parado al medio de una selva o en el centro de la savana africana….

  3. Marciano dice:

    De nuevo llegamos a la conclusion de que al final haces lo que debes hacer, pensando en lo que pudiste haber hecho.De todas formas, lo que hagamos idealmente hacerlo de la mejor forma posible.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s