Cachorritos caramboleros.

La coso chico me dejó ahí en la subida del bus, mientras yo entraba por la escalera y me quedó mirando con cara de pescado.

Esa característica cara de pez, que se ve muy comunmente en los terminales de buses, aviones y trenes.

Yo subí al segundo piso por su escalerilla de caracol (porque era de dos pisos), y cuando llegué arriba, de una cachetada fortisima en la cara, me transporté inmediatamente al tropico tropical de los tropicos:

Una ola pegagoza de sudor atmosférico, olor a pata, poto, peo, moco y caca de guagua, saturaba el ambiente saturado. Afortunadamente esa clase de impactos culturales tienen escazas repercusiones temporales, puesto que una vez encontrado tu asiento, como que te adaptas, y liberas tus propios olores a pata, a poto, y alguno que otro peo, para contribuir al maravilloso ambiente comunitario.

Una vez adaptado y aceptado por los olores de la comunidad pasajeril, ya dejas de percibir las hediondeces nauseabundas y te comportas como un contribuyente mas.

Me senté en mi puesto. Al final.

Tan al final, tan al final, que un poco mas atrás, y el trasero se me sale por el bus para afuera. La coso chico me miraba desde abajo de la ventana. Yo en un bus de dos pisos, y ella chiquitita ahi, mirandome desde el suelo, potenciaba notoriamente su minimitez. Ahi me estuvo haciendo señas locas por un rato, hasta que un guardia, de esos aquellos que andan armados con un boqui toqui (walkie talkie), la fue a buscar, y la hizo volar de la loza de estacionamiento.

Trataba de hacerme señas desde lejos, pero el bus partió y ya no hubo mas que hacer, nos habiamos ido.

Y con esta canción sonando en mis audifonos, empezó a moverse el bus. Canción, que definió mi viaje, donde surgieron los primeros pensamientos venturosos de un futuro entretenido y aventurero.

Moving On

Timmy Curran y su surf, marcaron un momento de aquellos en la vida de una persona.

Me dió un sueño de esos cototos y chacaloneros, y misteriosamente, mis ojos se cerraron de golpe. Se cerraron hasta que 3 segundos después, recordé a lo que iba, y con ese pensamiento, no se cerraron nunca mas.

No hubo caso, por mas que lo intenté, no pude dejar de pensar en que y como lo iba a decir. Trataba de dejar de pensar, pero luego volvia el “y luego y?”

Mas tarde el reproductor pasó a esta canción (vale la pena escucharla), y me dio risa que me acompañara, y con sus canciones me aconsejara y se riera de mi.

La noche y sus estrellas hicieron un lugar en el cielo para que llegara el sol, y este con su abrumadora presencia, minimizó toda otra luz celeste que pudiese interponerse entre nosotros y el cielo.

Habia llegado el dia, apareció el hombre con el desayuno (cuatro galletas y una cajita de jugo, pero desayuno al fin y al cabo), y la carretera empezó a ensuciarse. Basura, por todos lados.

Estabamos llegando a la capital.

O al menos sus barrios marginales que no estan en los planes de nadie. Los basurales se convirtieron en industrias, las industrias en casas, las casas en edificios, y luego uno de esos edificios, el terminal.

Habiamos llegado a santiago.

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Claudia dice:

    Hola! tengo tres cosas que decir:

    1. Que lindos se ven con tu polola!! Transmiten felicidad en esa foto =)
    2. Las canciones que pusiste son tan de viaje, como que podrias mirar por la ventana mientras las escuchas e imaginar que protagonizas tu propio video musical, ja
    3. Has escuchado a Jeff Buckley??

    1. mrcntx dice:

      Sii Jeff Buckley, Aleluya. Lo conocí de shrek, pero ahora que me hablas, voy a bajar un disco para ver que tal.

      Sabes que, me acordé que no lo escribí. Pero cuando iba en el bus y no me dormía, abrí la cortina para mirar las estrellas y puse esta canción. Escuchala con harto volumen y ojalá hartos bajos.

      Imaginate las estrellas sobre una carretera oscura mientras van pasando los campos…

      Fue un momento genial, no se como se me olvidó escribir.

      Siempre he pensado en las canciones como el soundtrack de la pelicula de mi vida, que bacan que hayan mas personas con ese pensamiento.

      Trata de bajarla para potenciarle el audio.

      Gracias por escribir.

  2. Claudia dice:

    La bajaré para potenciarle el audio =)

    Escucha esto de Jeff Buckley, es genial. Igual trata de potenciar bajos, audífonos y toda la parafernalia:

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s