Sentado en otra banca en otra estación.

Hoy me pasó algo de lo mas encachado.

Fuí a ver al dostor para que revisara mis papeles medicos, para que el con su magnífico timbre de la verdad, firmara en un papel que yo no moriría subitamente en medio del restaurant, sobre una mesa, arriba de una señora anciana de anteojos bifocales.

Fueron las 30 lucas que se me han ido mas rapido en mi vida, y todavia no se para que las gasté. O sea, si sé. Para que el carajito del hombre, que no brillaba por su amabilidad, ni su buen genio, firmara mis papeles. Me miró con desprecio, me tocó con asco, me trató con indiferencia, me cobró y me fuí al carajo con su firma y mis papeles listos.

Partí a la oficina de nuevo, que con la gracia divina de las situaciones caracteristicas que reinan el glorioso pueblo divino del cielo, quedaba al lado, y me informaron que se daba inicio a una magnífica y sorprendentemente espeluznante, reunion de entrenamiento.

Asi es mi queridisimo lector, una reunion, nada mas ni nada menos…

… que de entrenamiento.

Los guatones grasosos insisten en llamarles TRAINING. Y esta gloriosa reunion de capacitación verbal tenía una duración constante de una semana completa, para tener el placer mágico y trascendental de comprender obra, funcionamiento, procedimientos y comportamientos de la vida de un fotografo de barco.

Y ahí fue donde el Trainer, o sea el Entreteandor, me dice algo asi como: Ese pelito, tiene que volar.

Y mi pelito no vuela. Pero entendí que mi pelito tenía los dias contados. La pregunta no admitia mas preguntas, y estas preguntas no admitidas no admitian mas respuestas que las obvias, asi que caminé y me encaminé a alguna galería antidiluviana y vieja donde pudiese conseguir un corte de pelo economico, practico e intracendental.

Así fue como llegué a un caracol.

Que mejor?

Los caracoles, aparte de ser famosos ser un centro internacionalmente reconocido de “peluquería”.

Como era tan alta la concentración de peluquerías me dije “Aquí se deben pelear los chascones a garabatos”, asi que me imaginé que los precios serían mas competitivos.

Me equivoqué.

Estaba toda esta tropa infame de viejas tijereteras coludidas. Claro, todas cobraban lo mismo. Carisimo y un poco mas que eso. Por decirte un ejemplo, mi querido amigo, en mi ciudad, donde tengo la gracia de residir, como diciendo “donde vivo”, un corte de pelo simple y llano, regular y del tipo estandard, tiene un costo estimado de luca.

O sea, 1000 chilean pesos.

Lease con acento gringo mal hablado.

Y fuese donde fuese que golpeara en esa nauseabunda montaña de gel, laca y tinturas para el pelo, los precios no bajaban de las 6 lucas.

O sea, 6000 chilean pesos. Y con el mismo acento.

Comprendí, que con la colusión no habia caso, asi que decidí recurrir a una nueva tecnica. Altamente utilizada en paises del medio oriente, y asia en general. Una tecnica que funciona mucho mejor que la oferta y la demanda, cohartada y reprimida exclusivamente en chile, por nuestro glorioso y unico: SERVICIO DE IMPUESTOS INTERNOS.

Entonces, me dirigí automatico y fugaz, a la primera peluquería que estaba a mi alcance y que al mismo tiempo no hubiese visitado con anterioridad, entré y rabioso pregunte:

– Cuanto por el corte de pelo.

– 6 mil… y al lado te va a salir mucho mas caro.

– Le cuento que no pago mas de 3.

– Sientate no mas.

La vieja tecnica ha funcionado. El corte de pelo me saldría carisimo, pero es mucho mejor que ultra caro. Porque fui vivo, y esta tierra donde vivimos es donde los vivos reinan.

Así que sentado en aquel trono de la verguenza, la mujer aquella agarra sus tijeras y empieza la tortura. Y como es usual dentro del rubro, las peluqueras, como están todo el dia encerradas en su Peluquería, han desarrollado una habilidad innata para sobrellevar la hora. Una tecnica inverosimil que funciona a la perfección con el tropel de viejas copuchentas y cahuineras que van a cortarse el pelo.

Me refiero a la indiscutible habilidad para la conversación.

Empezó el ataque.

Me pregunto de mi, le dije de mi, y le dió conmigo. Que de donde era, que porque, que para que, y todas esas cosas que preguntan las mujeres cuando quieren agarrarse a un punto donde poder afirmar una conversación estable.

Hasta que me preguntó que andaba yo haciendo en santiago. Me dió lata contarle que iba a trabajar en un crucero porque ella todo el dia encerrada en una peluquería aburrida y yo viajando por el mundo, asi que le dije:

– Me voy a ir a trabajar a un crucero.

Y me miró con cara de pato, asi como esas caras cuando uno ve un pato que está contrariado por algun suceso paranormal, y luego inmediatamente me dijo: Mira, que bien, yo he viajado dos veces en uno de esos.

Y yo quedé con la misma cara de pato, pero mas contrariado. Y le pregunte sabiamente:

“siiiii???”

Y se largó. Claaro, afirmada su conversación, me empezo a contar sus viajes y no paró mas. No me importó la verdad, que no andaba apurado y la Tere, era super entretenida.

Concluyendo, hablaba hasta por los codos, y mi pelo todo tijereteado. Me contó que estados unidos se lo conocia de costa a costa, asi como toda europa, parte de africa y el medio oriente entero. Hasta en Iran anduvo patiperreando la tere.

Y como ya no habia fuerza en el mundo capaz de que parara, cuando se le acabaron los paises, cambió de tema. Y fue ahí donde me impresioné.

Me empezó a hablar de la voluntad y del espiritu de aventura, y de la fuerza, y luego del poder de la mente, hasta que me dijo:

– Es increible lo que puede hacer la mente, y uno ni sabe… Con el poder de la mente uno puede botar el secador de pelo al suelo, sin tocarlo… tu no me crees.

– A ver, tire el secador al suelo.

– A viste que no me crees?

Es que además de peluquera, la Tere, era media bruja. Entera de bruja. De esas brujas que me dijo: Si hubiera vivido en la edad media, a mi me quemaban.

– Tu crees en dios?

– No como cree la gente.

– A ver como es tu dios.

– Dios no existe, es la energia.

– Aaaahhh, tu eres de los mios.

Y afirmada de nuevo en la conversación agarró papa como quien dice, y se largó otra vez. Y la lengua se le disparaba a la velocidad de la luz, y lo confieso, no me molestaba. Porque?

– Porque la Tere era entretenida.

Y además decia cosas muy ciertas. Es que me dieron unas ganas de grabarla para que me entendieran…

La Tere me contó que ella usa la energia del universo para sanar gente. Con las manos detecta el problema y canalizando la energía produce la cura. Ya ha echo varias cirugías mentales. Incluye la reparación de una vertebra cervical deshauciada.

Eso lo encontré choro.

Además, aparentemente su capacidad sanativa es mas trascendental de lo que pensaba, porque me dijo cosas de mi con una precisión milimetrica. Habló de mi futuro y cosas tremendas que me voy a guardar para mi.

Resumiendo, la Tere daba para todo. Me dió una clase de consejos, de esos que no recibes en ninguna parte. Me aclaró mi pasado, gran parte de mi presente, y ojalá de mi futuro.

Me dio una calma cotota.

Cuandó terminó de cortarme el pelo, me dió hasta lata pagarle. Nos habiamos hecho tan amigos, me hizo prometerle que le enviaba una postal desde arriba del barco.

Claro que mantendré mi promesa.

Bacan la Tere.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s