No hay rima en mi canto, ni verso pendiente.

Es un mall abandonado, que supuestamente se cae a pedazos. Nadie sabe, es un secreto, todo ello es falso. Se utiliza de incógnito como una bodega, disfrazada de abandono. Por dentro hay efervescencia aunque por fuera pareciera que a nadie le importara que el mar se lo lleve sin clemencia.

Allá veo en el fondo, un grupo de gente que ríe fuerte, creyéndose invisibles bajo las sombras. Se escuchan botellas caer, y risas correr. Los guardias deben tenerles miedo o ya los habrían corrido. No se si se dieron cuenta que estoy aquí, pero no me he escondido, que juego con las luces para poder sacar las fotos que busco.

Cuando salí de la casa pensé que hacia mucho frío. Lo hacia de veras, hasta que me subí a la bicicleta y comenzó el pedaleo. Después de un par de cervecitas, me doy cuenta que el royo no es tanto, que tanto jaleo por andar abrigado. En ese caso prefiero el invierno al verano.

IMG_0050

Dos horas estuve sentado en el suelo helado con un guardia buena gente, tomándonos las cervecitas que traía en mi mochila. Llegó de sorpresa, como con miedo, como respetuoso en su espacio, un poco celoso de su tiempo. Es la primera persona que veo que realmente vende las tapitas de aluminio de las latas. Le dejé las mías para aumentar su patrimonio.

Ahora nos invade la niebla, se viene encima con toda su fuerza. Que venga lo que quiera, tiempo atrás ya dejaba de seleccionar la experiencia. Incluso tu ausencia hace presencia en este vacío lleno de recuerdos de momentos graciosos, de pequeñas luces de tenues brillos, de relativas causas, de azares, de búsquedas inciertas, perfectas.

No hay un lugar, que por que sea mío, sea privado, intimo, celosamente guardado. Es en estas noches heladas de nubes que cubren estrellas engreídas, cuando acepto que mi soledad no es algo que existe, mucho menos que ello, es algo que porfiadamente me he inventado. No de risas vive el payaso, no de pequeñas aventuras el explorador, ni de tonadas pobres el compositor. No es del poeta la poesía, si no la falta que en aquel producía.

La poesía solo es de quien la necesita.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s