Cappuchino.

Estoy parado en la proa de mi propio navío sonriendo impaciente las embestidas del viento, mientras me limpio con el dorso de la mano, las gotas que pulverizadas por el casco resbalan por mi frente mojada. Estoy de pie, dando la batalla, con la risa en grito, amenazado y ajeno, siempre en control, siempre sereno.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Anónimo dice:

    What ever happened to the crazy bus post? And do you have the same crooked finger as mine?

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s