Reflexiones del metro.

Estoy sentado en el suelo del metro, en dirección a algún lugar, pero sin la intención de llegar a ninguna parte. No me preocupa en que estación voy, ni si me tengo que bajar en alguna parte. Hace rato que me dejé de preocupar de donde estoy, que sin un lugar donde ir ha dejado de ser importante. Que es eso de un hogar, sin ser un lugar mas, donde están guardadas las cosas que has ido acumulando y evitar que se mojen cuando llueva, o donde llegar cuando no tengas donde dormir por la noche.

El tren ha parado en una estación y se han abierto las puertas frente a mi. En el fondo veo un espejo, y me encontré a mi mismo, mirándome desde aquí. Una masa hedionda de personas transpiradas me bloquea la vista, pero entre sus piernas veo un tipo sentado ahí en el suelo, mientras entre nosotros dos, un río de gente fluye encontrándose en las dos direcciones. Es una bonita imagen, podría ser una bonita foto de nosotros dos. Dos tipos sentados en el suelo de un tren que no va a ninguna parte.

Veo a las parejas que se besuquean abrazados a la vista de todos, y desde algún lugar, me brotan unas risas perdidas que encontré alguna vez, cuando la Audrey, me describía las PDA’s. Solo ahora me parecen una curiosidad. Ahora que los veo con ojos de nueva York, me da risa pensar en la poca intimidad que necesitan en el metro las parejas chilenas, y que pareciese ser un bien tan apreciado para el publico neoyorquino.

IMG_0971

Veo a las niñas bonitas que pasan brillando por ahí, mostrando sus piernas suaves con cortas falditas de una agonizante primavera, y no puedo evitar comparar. Esa belleza superficial, carece ahora de todo fundamento para mi, y no representa quizás, mas que un bello jarrón auto degradable, que aloja en un agua ya no tan fría, una flor marchita que se cubre a si misma sus imperfecciones con un velo aparente de frescura.

La belleza, como aprendí a conocerla, va mucho mas allá de una mirada robada en un segundo de la vida de una situación callejera. La belleza es en si, mas un descubrimiento. Una expedición en solitario, un reconocimiento a la paciencia. La belleza en si, es un viaje, un punto de vista, una perspectiva. La belleza, no es un momento, ni el recuerdo de una juventud perdida tiempo atrás, conservada en una fotografía amarilla. La belleza carece de tiempo, de edad, de garantías, pero está llena de vida. La belleza es lo que encuentras cuando la perfección deja de ser la herramienta usada para medirla.IMG_0975

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s