En la calle.

Eran ya las 5 de la mañana, cruzaba una plaza. Iban dos tipos caminando delante de mi. Aparecen dos mas por el lado izquierdo, y uno de los ellos pide fuego. Se juntan los cuatro. El que pide fuego saca un cigarro, el otro va sacando el encendedor. Todo muy natural. Lo genial fue los dos que sobraban: Mientras se encendía el fuego, se apartaron hacia atrás y quedaron en guardia de frente uno al otro, firmes y listos para la pelea. El cigarro se encendió, se guardó el encendedor y todos se separaron. Los dos de atrás se relajaron, todos volvieron a la suyo y los cuatro siguieron caminando.

 

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s