Sauces

Colgaban flojos y compasivos, sonriendo desde lo alto, mirándome divertidos adonde yo estaba en el suelo. Se tragaban muertos de risa  toda al agua que iba cayendo, riendo también al jugar con el viento. Desde allá arriba me saludaban, muertos de la risa, llenos de vida, siempre amigos del tiempo.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s