Celulares en la mesa.

Pasé por al lado de ellos y los tres estaban jugando con los celulares. Pensé “no lo digas, no lo digas…” pero no pude hacerme caso. Me paré enfrente de la mesa, y haciendo un circulo con los brazos en el aire les dije:

– Que familia mas conectada!

Yo cerraba los ojos para recibir mejor el impacto del vaso, cuando el caballero muerto de la risa me da las gracias.

El no sabía que no era un piropo.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s