El verdadero poder

Jugaba en ese relajo pre-dormirme, con mis pensamientos tranquilos dentro de mi mente. Seleccionaba alguno, y con delicadeza lo desmenuzaba. Visto de tan adentro, la cosa era simple. En ese estado, el cerebro trabaja con mucha calma y claridad.

Jugaba en estos pensamientos cuando tuve conciencia que mis patas estaban heladas. Siempre estuvieron heladas, no se helaron justo ahora. La diferencia es que tuve conciencia de ese frío, y tuve conciencia de esa pata. Y allá abajo, tan lejana, fui consciente que era mía y de la conexión eléctrica que tiene con el resto de mi cuerpo. Moví mi mente hacia esa zona, y fui descubriendo cada centímetro de esa zona tan helada, y es un poco abrumante decir, que es la primera vez que soy consciente de mi cuerpo. Tanto para la fisiología como para la filosofía, la temperatura es una condición física que produce una respuesta dinámica en los objetos sobre los que actúa, y me da el carajo, que la definición que he redactado debería estar en un diccionario, salvo que no explica directamente la influencia de la temperatura, sino que podría ser cualquier condición física de la naturaleza.

En fin, aburrido.

El frío actúa sobre la pata y es detectado por los sensores térmicos de la piel. Estos sensores envían un pulso nervioso que viaja por un axón neuronal que está conectado directamente al cerebro. Al llegar este pulso al centro de control, se prende una luz azul en un tablero, un soma neuronal se pone de pie y dice:

– Jefe, nos acaban de avisar que tenemos frío en las patas.

En el estado de hoy, analicé el frío y mis patas. Y descubrí que puedo desactivar los sensores si yo quiero. Si apagas la alarma de frío, esos sensores no trabajan y dejas de recibir esa sensación de patas heladas, como si estuvieran a la misma temperatura del resto del cuerpo. Están heladas, no hay duda. Pero tu mente no procesa esa información.

Quisiera saber mucho más de quien realmente descubrió que “el frío es psicológico”. Quizá cuantas otras cosas interesantes habrá descubierto.

Entonces se consciente que:

Todo está en la mente. Tu eres el control de tu cuerpo. Tu tienes el poder de controlar todo lo que te ocurre. Si quieres un cáncer, lo tendrás, si quieres eliminarlo lo conseguirás. Si quieres tener buen animo, es tuyo y si te quieres deprimir, de mas. Si quieres quedar embarazada, lo mismo. Igual. Lo que tu quieras, lo tienes ahora ya.

Nadie tiene más control que tu.

Usa tu mente y controla tu cuerpo.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s