Sonidos del camino: Sonidos.

Descubrí hoy algo nuevo, que me gustó mucho. Se desencadenó en un proyecto interesante de mi vida diaria:

Voy a encontrar la forma de grabar los sonidos de mis paseos.

¿De donde nació esta idea?

Llegué a este bosque como una alternativa, no directamente como una opción personal de algo directamente propio. Y lo disfruté tanto, tanto que me dije “Que rico que vine solo”.

Cuando vas caminando por los senderitos, te vas dando cuenta que el sonido del bosque te envuelve. Es un sonido super particular, super profundo. Tiene un monton de la resonancia del silencio. Es como que te rebota el silencio desde todos lados. Como no hay ruidos, todos los sonidos son muy precisos en su intensidad. Van envolviendote de a poco, porque como aunque son tan pequeños y tan tenues, cada uno de ellos ocupa rapidamente el vacío existente en toda la absoluta realidad de ese espacio. Eres tu, tus pasos, los pajaros y las ramas de los arboles que chocan en el techo. No hay nada mas. Es todo lo que puedes oir.

Tus pasos, los pajaros y las ramas que chocan en el techo.

¿Cuantos sonidos cachay tu en las ciudades? ¿Puedes identificar uno solo? ¿O es tan intensa la mezcla de los miles de millones que hay, que no se escucha ninguno? ¿Nos acostumbramos tanto a eso, que creemos que es normal? Eso no es normal. Tres sonidos son normales. Dos sonidos debe ser algo muy raro. Un sonido, en toda la existencia debe ocurrir solamente dentro de una cámara de gas. Adentro, solo mientras sale el gas. Ese es el único lugar que imagino, que tiene un solo sonido.

Los sonidos van profundizándose en tu mente, si les pones atención y los haces mucho mas intensos. Le ponemos poca mente a lo que estamos haciendo y es raro que pongamos el cerebro a escuchar lo que está pasando, como por ejemplo, descubrí que sin importar en que lugar del mundo estés, el ruido de los aeropuertos es igual, todos el mismo. En Atlanta, Frankfurt, Helsinski o Copenhagen, es el mismo ruido.

Cuando caminaba por estos senderos, puse a trabajar mi mente en lo que estaba escuchando. Yo caminaba no mas, mientras lo iba absorbiendo todo en mi cerebro. La conclusión llego demasiado rápido, y decidí que esto debían escucharlo mas personas, esto debía grabarlo. Y así apareció la idea. Así que voy a hacerme la idea de grabar todos los sonidos del bosque, mientras camino. Me voy a hacer de una Kalimba y voy a ambientar mi paseo con mi música y la música propia del bosque.

_MG_0055

Voy a venir regularmente a grabar mis paseos, y voy a hacer su música mientras camino. Que bueno poder llevarle el sonido del bosque y mis sonidos a las personas. Imaginate a alguien que está en un hospital y hacerle que se conecte con un bosque y con mi música. Tiene que ser un micrófono estereo para que la gente pueda viajar conmigo, sentir de la dirección de donde viene el sonido.

Las personas, a veces, no se conectan con nada.

A veces el sonido es la mejor forma de conectarse, y en el silencio, la mejor forma de conectarse con uno mismo.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s