El horizonte es uno solo.

el

Dos semanas atrás fui a solicitar mi licencia de moto, y el titulo de mi universidad. No podía en ese momento saber, que me los iban a entregar los dos, hoy juntos el mismo día. Cuando me enteré supe que el día tenía que ser bueno, y me entregué a el, como se entrega uno solo a los sueños. No se si fue mi actitud, o el momento que estoy viviendo en mi vida. Quizá fue la perspectiva con la que vi todos sus diferentes aspectos, buenos o malos, sabía que servían para algo. Pero todos los días son así, quizá solo necesitemos despertarnos pensando que este día nos dan nuestra licencia, y este día nos titulamos.

La lechuga al levantarse dice: Este será el día mas perfecto de los días perfectos. Y para ella, todos los días son perfectos. Vino a verme al restaurant, para saber como estaba. Nos sentamos los tres en una mesa, y fue la primera vez en mi tiempo trabajando, que no llegaba nadie, para interrumpir lo que estábamos hablando. El restaurant era nuestro, y yo me fui fundiendo en su sabiduría infinita de espíritu bueno. Sacamos las cartas y dejé que las fuera cargando con su energía.

Ahora viene la lechuga de nuevo. Me va a ver brillando de nuevo.

Ella sabe mas de lo que sabe.

Todos los días son perfectos, todos los días son buenos.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s