Alla arriba.

el

– Alvaro mira, ¿ves esa roca allá arriba?. Ahí vamos a poner la carpa.

– Me estas hueviando.

– No.

– No en serio, dime… ¿Es una broma?

– Alvaro, para allá vamos. Es verdad.

Me quedé callado, no pude decir nada. Me vino una emoción tan grande que se me cayeron las cosas de la mano. Toda mi vida he mirado con envidia los peñascos inalcanzables, pensando en quien tendrá la capacidad de llegar allá arriba. Siempre quise buscar la forma de subir y ver que se siente estar ahí.

Ahora, había venido sin saber. Sin haberlo pedido, ellos me habían regalado un sueño cumplido.

No estaba preparado, terminamos todos abrazados.

21122013-_MG_0327

Ellos ya sabían lo que se siente.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s