Iluminación.

el

Salió el sol y dejó la grande en todos los valles. Se fueron llenando de luz como si fueran a desbordarse. y se escuchaban ya los cantos de los primeros pájaros que se encabronaban con la noche tan corta que les había tocado. Decidimos huir de ahí, porque la insolación que teníamos superaba en un 3% y medio al limite 10, según el estándar McPherson. Sabiamente nos fuimos a ocultar a las sombras, como viles vampiros saciados después de una noche de cacería sangrienta de jóvenes vírgenes. Llegamos al borde de un risco, donde los pocos árboles que habían conseguido abrirse paso entre las grietas del granito, dibujaban una sombra tenuemente agradable, como una pantalla ante el sol implacable, que en una sartén se regocijaba de desayunarnos.

_MG_0581

Acordamos hacer meditación con el album Prana de East Forest, y nos sumergimos en el reencuentro del mundo vivo. La música fue transportada con el viento frío que traía noticias de montañas lejanas a los rincones mas profundos de la conciencia, lugar, donde ya no se escuchaba nada.

La tierra vibraba y yo entero con ella me adaptaba a su frecuencia de energía. Mi cuerpo se perdió por completo, y me quedé solo, conmigo escuchando. De repente, estaba todo claro, estaba ahí, sabía lo que tenía que hacer. Abro los ojos despacio, y mientras la luz del sol iba llenando los vacíos oscuros de mi retina, tomo aire lentamente y bajo la iluminación divina, digo la verdad irrefutable recién descubierta en mi consciencia:

– Que hambre… tengo que comer algo…

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s