El Tarot.

el

Encontré algo bacán en el tarot. Algo de veras bello. Una forma de aprendizaje la raja. Independiente del esoterismo vano de la vieja loca llena de anillos y gatos, es mucho más que eso. Mucho más que cualquier cosa que te imagines para describirlo. Quítale toda esa magia de vendedor chanta y te queda un libro de vida la raja donde las distintas cartas te cuentan historias. Sácale toda la magia y es un libro infinito de historias en continuo movimiento.

No se sí el tarot puede ver el futuro. Pero en su mecánica cuatica, te conecta con la persona en una forma inhalambrica total, que te permite intuir exactamente lo que quiere o necesita oír, o lo que no quiere o cree que no necesita oír. Incluso funciona perfecto con uno mismo, si comprendemos que existimos en constante pelea entre el “Yo Soy” y el “Yo creo que Soy”.

Cuando me ha tocado hacer lecturas, está super claro que no se pueden hacer predicciones negativas a nadie. Aunque al final no puedes ocultar la verdad, puedes elegir como contarla. Igual se entiende super bien, el comprender que no hay cosas realmente malas, como tampoco hay cosas realmente buenas. Es todo parte de un proceso de aprendizaje a través de la recopilación de la experiencia. Es la experiencia la que determina la capacidad de cada uno de poder seguir el camino que cada uno se ha elegido. Es cachar que el futuro no se ha escrito, que no hay nada verdaderamente inevitable, y que de tu decisión, depende el éxito o el fracaso de tus propios sueños.

No tengo la verdad, ¿Y quien la tiene? Puedo estar super equivocado, pero quiero mantenerme limpio al pensar que tengo la posibilidad de ayudar y no perjudicar a nadie. Por eso me he sentido tan a gusto con el Tarot. Me ha dado la posibilidad de ayudar, de hacer que las personas se sientan más seguras, que pierdan sus miedos y que vuelvan a confiar. No me importa sí hablo por hablar de puro falso y chanta, o en realidad estoy siendo un intérprete del flujo cósmico de la energía. De las dos maneras, tengo la oportunidad de transmitir algo bueno.

¿Como no me va a gustar?

Además, está todo lo que aprendo para mi. Mi mente vuela en cada combinación, y los problemas van apareciendo solos, como si estuvieran ahí dibujados con todos esos colores. ¿Como no va a ser bacán, si lo mas difícil es encontrar el problema? Con eso listo la solución llega sola.

Lo difícil es hacerse caso, cuando uno sabe lo que tiene que hacer, y no dejar de hacerlo, porque uno es gil y se enreda en leseras. El Tarot me  ayuda  abrir la mente, a conectarse con uno (o con todos los demás), a mirarse para dentro y conocer el poder del buen cambio. No creo que la lectura predice el futuro, pero si, creo que te muestra el camino en tu situación presente.

No hay nada escrito, todas las historias son probables. Toda la experiencia es adquirida. Nada se aprende si no se sufre un poquito. Poquito de riesgo, poquito de pena. La capacidad de entender la vida se hace más simple, uno se va conectando con ella, con todas sus infinitas variables.

Se ve. En las cartas se ve. Y se ve todo súper claro. Cuando se combinan se enredan sus sentidos, las historias van cambiando, y sabes que el azar, ha hecho aparecer las cartas exactas que definen esta historia. Creo que cualquier combinación calza cuando el azar es tan adaptable a todos los cambios. La verdad no lo se. No descarto que pueda estar terriblemente equivocado. Es un mundo completamente nuevo y me estoy iniciando sin ningún guía. Pongo en duda todo lo que creí que sabía, incluso lo que voy aprendiendo.

_MG_0273

He ido investigando, y hay tantas variedades tan simples y otras tan complejas. Por ejemplo cosas tan simples como leer el Tarot sobre una toalla en la playa, o el riesgo del infierno si no lo lees sobre una mesa redonda de tres patas, cubierta por un paño violeta, una vela, un incienso, una pelota de vidrio y que en un sillón haya un gato que se cree jefe.

O cortar el maso solo con la mano izquierda (o solo la derecha).

Creo que sí te estás conectando telepáticamente con la conciencia universal cósmica, da lo mismo que mano uses y el color del gato. No me vengan a poner reglas, si el cosmos es de todos. De todas maneras mis predicciones son aún tan básicas (quizá por la ausencia del gato), que soy incapaz de especificar una idea específica. Aunque no creo algún día poder llegar a hacer una predicción acerca de la malvada tía Juliana de la que nunca había escuchado, creo que mi rol en el Tarot no necesita ningún detalle.

Me basta que la gente vuelva a creer.

Eso me basta.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s