Confesiones.

Debo reconocer que me estoy aprovechando, es que parece que se me está pasando la mano. Desde que llegó el Pato, todo me da como lo mismo. Ahora el es el culpable o el elogiado, yo me lavo las manos. Y es como estar de vacaciones mientras trabajo. Ya todo es un juego. No es por ser un imbécil, que también puedo, pero ahora si, puedo expresarme entero. Antes era autoridad, era mando. Ahora soy uno mas, y lo encuentro el mejor relajo. Aunque a veces se me pasa la mano. Todavía no pierdo el mando, y me aprovecho si me dan ganas, con pequeños regalos que me voy dando, que mi gente todavía me quiere. A veces en una llamada, puedo estar media hora, cambiando solo la oreja para que vaya a tomar agua, y nadie me dice nada. Soy un cara de raja, ya lo se. Pero no me siento malo. Sacrifiqué mi vida por este trabajo, y no me quejo, porque lo acepté, y ahora con otro jefe, es un relajo. Sigo haciendo mi pega, no descuido nada, pero igual no impide que les vea las cartas a los garzones durante un rato. Hago mi pega, y la hago bien, porque todavía hago mucho mas de lo que debería. Pero ahora que me puedo ir tranquilo, la cosa ya se pone mas difícil. No tengo miedo que me vaya mal, porque que puedo perder. ¿si no tengo nada? No tengo ni deudas. Soy el cero. Que bacán me siento. De aquí parto adonde quiero. Me da lo mismo como, no necesito ni ropa ni dinerrrou. No pretendo vivir largo, pero si, me prometí vivir bueno. No me limito a nada y todas son posibilidades. Me paso por la raja el sistema, solo si quiero, porque en el sistema igual fluyo como quiero. Voy y vuelvo, de paseo, a ver por donde viajo, o si me quedo. Pero se acercan los plazos y todavía no decido. Me da un poco de diarrea liquida dar el paso, porque cuando uno conoce la altura de la caída, ya sabe lo que se siente cuando se llega al suelo. Ahora incluso, teniendo una cadenita que me espera triste y contenta cuando vuelva y cuando vuelva, que me busca y me espera, como si pudiésemos de veras estar juntos. Ahí vamos equivocándonos los dos, cada vez que nos vemos, jugando al rol del hotel y del quiero pero no puedo, para terminar desvistiéndonos con ganas, como si a esa altura uno fuera capaz de arrepentirse de terminar la carrera estando a un metro de la meta. Jugando todo es mas serio, porque está el tono del chacoteo, que permite decirlo todo, sin miedo a perder el juego. Así y todo la honestidad duele mas que antes, porque ahora se entiende filosa y cortante. La verdad es un regalo, y el corazón nada sabe de halagos helados. Tengo así una buena razón para quedarme, pero ya no queda lazo con que allegar este cordero al palo. Digo eso de bravo y de valiente, que me habrìa encantado llevármela en brazos a vivir al palacio que me construí con mis propias manos. Desde allá tan lejos, todavía me va dejando pequeñas señales escondidas en el suelo, para que no pierda el rumbo a su jardín secreto, mientras su voz suena electrónica, pero como siempre, bien cerca del oído. De la Coyi no había sabido nada desde hace rato, y me sorprende ver todo eso tan lejano si terminamos creo, el mes pasado. Aparece ahora de nuevo escondida detrás de otro de esos super irreflexivos conflictos irrelevantes que siempre fueron tan de ella, tan decisivos, tan innecesarios y tan determinantes. Le tengo caleta de cariño a esta gitanita, me alegro mucho y agradezco el haberla tenido por ese pequeño ratito conmigo en mi vida. Ahora ya, que ya comienzo a calentar motores, empiezo a despedirme de los que veré también, pero mas adelante. Incluso la familia de hermanos que tuve, con los que compartí la mayoría de las horas de mi vida de estos últimos muchos meses. A quienes ahora podría ver para tomarnos una cerveza, si logramos calzar con ese horario de mierda. Así hablando de las partidas, escucho un “Tranquilo. No tienes que dejar la pega, puedes venir a trabajar los días que quieras”. ¿En que otra parte del mundo te pueden ofrecer eso? ¿Por que me rodeo tanto de gente tan buena? Somos tan grandes, como los amigos que tenemos. Con amigos pencas el peor es uno, por saberlo y no hacer nada. Me han regalado la oportunidad de cruzar el río, y esperarme de vuelta con una toalla, si me había caído, como han venido haciendo mis viejos desde hace tantos años ¿Como puedo yo agradecer eso? Puedo irme a vivir a la montaña en una carpa, por 6 semanas sin hablar con nadie, y cuando vuelva convertido en un elfo, me pasarían de nuevo las llaves de la caja. Después de afeitarme… y sacarme del pelo las larvas de mosca y los huevos de araña. Creo que no fui tan bacán para hacer la pega. No puedo decir que mi pega fue perfecta, pero mientras trabajé, si hice algo lo hice con amor. Y eso no es algo común. Se puede entregar cariño trabajando. Eso aprendí yo, al trabajar con todos estos chiquillos. Así que hoy fue mucho, y le pedí perdón al Pato por ser tan cara de raja. Se lo dije porque lo respeto, porque es un buen amigo, porque lo quiero y porque me las aguanta todas. He sido franco con el desde el comienzo y me ha tocado cuidarlo cuando no está para defenderse. De todas maneras trabajar con todo el relajo no es de malo, siento que incluso como que me lo he ganado, pero nadie me avisó del premio. En realidad creo que es como si me hubieran aceptado realmente como lo que soy, pero me quieren así, aunque sea un enfermo. Pensaba en esto ayer, cuando viajábamos en el tren a vapor con el Pancho mientras el chiflido de esa locomotora mutante, iba escupiendo humo negro como el peor fumador del puerto, y aplastando intolerante todas las interrupciones en su marcha pesada, como un gigante que cruza todos los montes, al arrastrarse serpenteante para comunicar praderas a través de tuneles de bosques. Ahí entre el barullo y el bamboleo cubano de ese tren anciano, el Pancho me iba contando su forma de hacer las cosas: Mira, me decía. Yo antes de hacer algo, voy viendo todos los factores y variables que influyen en un caso, y luego los voy ordenando con cuidado para estar bien preparado cuando realmente pase. Yo me imaginaba al Pancho agarrando cubitos de variables y construyendo su imperio de certezas e inseguridades aseguradas. Descubrí que mi forma de hacer las cosas es en realidad, es a prepararme también, pero para arreglar la cagada que había dejado. Como si un caballo joven pasara a la carrera, galopando de lado, dando corcoveos innecesarios y que luego de un frenazo, mirara para atrás para darse cuenta la media cagada que se había mandado. De preparación nada, todo lo contrario. Si al final debe ser, que me gusta cuando las cosas se ponen pesadas. Que luego vemos, y ahí arreglamos, como con los buenos amigos. Aprendo caleta del Pancho. Me conozco mejor al conocer a alguien que ya tiene cosas mucho mas claras. Toda su gente anda en la misma onda, y así pajareando, voy conociendo un mundo que se me escondía. En el tren me hice de otro buen amigo de nuestra misma onda, pero cientifico y capacitado. Que buen aporte sería para el grupo, así que lo invitamos a que nos ayudara con Lenga. Así no mas, de entre las sombras vamos agarrando valores creativos, que reconocemos, porque tienen brillo. Así con ganas, los vamos motivando a hacer cosas que signifiquen algo. Escritores, músicos, pintores, orfebres, poetas, artistas todos, matemáticos, doctores y abogados, vagos y ocupados, cualquiera que tenga ganas de crear cosas que les den vida, arriba, vamos. Ya somos varios.

No no, en serio. Vamos.

_MG_0357

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Anónimo dice:

    Quédate, por favor… Te voy a extrañar tanto, no quiero tener que pensar en esto… Porque duele y duele mucho… Tener que resignarse así… No quiero :(

    1. mrcntx dice:

      Los dos sabíamos que jugábamos con fuego. Yo nunca he tenido miedo a quemarme, prefiero quemarme entero que dejar pasar una emoción por el aire. Así me conociste, así viví. Ahora que te tengo conmigo, se que nunca te perdí.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s