Aprieta la wata Manuel.

Afuera no hay ruido, es viernes por la noche y como si no importara. Abro la ventana y disperso música suave. Me siento y escucho. Pasa un poquito de jazz, otro de bossa nova, su buen reggae, y quiza una que otra cosa media rockera. Tenía que pasar un manuel garcía, dos veces, para desconectarme. Por eso cuando apareció esta música, me dieron ganas de escribir de ella.

La Coyi.

Cáchate el puro nombre. Quien mas? No hay dos, en ninguna parte, bacán. La Coyi es una y está super identificada con sus lados brillantes y sus lados oscuros. Bacán la Coyi, bacán. Que mujer, es que de veras. Aunque lo niega. Un caracter de fierro, un caracter de mierda. Pero que carácter tan rico. Tan jodida, pero entretenida. Buena para generar conflictos de la nada y por cosas que no tienen importancia. Buenas excusas todas, para volver a comerla a besos. Ridícula, que risa me da, pero siempre ternura. Bacán, aperrá. No creo que sea aperrá fisicamente, yo creo que es aperrá de mente. Porque en la montaña ella no conoce de limites aunque se le muera el cuerpo. Ella es mente y voluntad. Le falta todavía darse cuenta, pero pa allá va. Imagínate en que se convierte alguien como la Coyi si fuera una guagua. Cachaba un poco de todo, pero al mismo tiempo no cachaba na. Te vendía una pomada que funcionaba. Había que valorar cada palabra, por las pocas que decía. Como si fueran regalo de mariposas que vuelan alrededor de una vela. De veras que hablaba poco. Pero en su silencio decía tantas cosas tan obvias. Y su humor tan entretenido. Agarrando a todo el mundo para el webeo y sin que nadie se ofenda. Bacán la Coyi, y lo digo de nuevo y no me aburro aunque yo aburra. Aprendí muchas cosas con ella, incluso ella me llevó al agua en la que ahora estoy nadando y fluyo la raja. Bacán la Coyi, bacán su familia. Me quedé con tantas ganas de aprender del tío, y de conocer a su hermano a quien sabía un guía en el camino. El maestro aparece cuando al alumno está listo, dice el dicho. Parece que todavía me falta para conocer a este chiquillo. Con esas cosas me quede pendiente, es que igual me balsié y tiré lineas muy largas. Como tan cara de raja? Me invitan a tomar once y pregunto cual va a ser mi pieza. Así de cara de raja. Eso, me dieron ganas de hablar de la Coyi.

Fue Manuel García. No habría aparecido en esta noche si no fuera por su culpa. Me tomó de un brazo y me llevó de vuelta, contándome lo que hay que hacer para que duela y encontrar pasión donde no hay nada. Yo quería escucharlo, pero estaba hipnotizado con su tremenda guata.

Aquí llegó la Coyi en un recuerdo hecho canción. Hace un momento pensaba que hay mucha gente que pretende ser capaz de conquistar completamente un alma, por medio de artimañas. Pero la verdad es que creo que dos almas se conquistan eternamente. Se entretienen jugando a la escondida y buscarse en todo el universo. Así van buscándose entre ellas, probando en todos lados, en que cuerpo está alojando. Algunas veces encuentran, algunas veces no… Así vamos todos jugando pero pocas cachan que es juego.

Pa ella no era yo, y si no era pa yo ella, ella no era ella pa yo, (y en un segundo se fue a la mierda todo el lenguaje). Aunque fuera ella, daba lo mismo, todavía me falta mucho por ver. Todavía tengo ganas de jugar solo.

Ella lo tenía mucho mas claro. Fui yo el que se enamoró. Pero me alegra tanto haber pasado por eso, porque solo este pequeño momento con Manuel García, me devuelve a esos momentos en los que viví tanto. Tengo los recuerdos y me siento la raja por ello. Lo agradezco. A ella le debo motivación y destino. Ella me sacó del fondo del barro en el que estaba, me limpió los pantalones con una mano, y me dio un abrazo.

Eso hizo la Coyi.

Recogió del suelo un pedacito de trapo que estaba tirado.

Gracias Coyi. Te escribo porque es como si te hablara.

De veras, gracias. No tengo como agradecerte. Ahora estoy bien, ya me recuperé a mi mismo, pero estuve bien abajo. Estuve super abajo. Desde allá no se ve nada. Ahora miro al pasado y no me creo cuando me cuento haber pasado por eso. Wow cuatico, pero ahora estoy bien, ahora ya estoy bien alto.

Pero chucha que me costó.

Bacán haberte conocido, he seguido algunos de tus pasos que compartía con los míos. Decidí construirme una cabaña en un bosque. No se todavía donde, pero ese es el propósito que tengo para mi vida. Todo lo que haga, tiene que apuntar pa allá o si no mejor no lo hago. Cachay, y esa volá me la pegaste tu.

Igual yo siempre tuve ganas. Siempre dije a quien quise. “Yo, me voy a ir a vivir en una cabaña a la montaña”. Y todos, shiaa… y yo shiaa igual. Siempre fue un juego, como todos los sueños cuando son importantes hasta que se da el primer paso para hacerlos reales. No te copié tanto la idea, pero igual me balsié, porque “Ya el weon copión”. Verdad compartida, si y no, pero bien igual porque, que rico. Que rico construirse su cabaña, y vivir así en esa paz tan solida y real. Tan poco sujeta a las variables de la velocidad de la civilización. Esa paz profunda que no conoce extraños. Nada sabe de las bocinas, nada sabe de los disparos. Esa paz que repite en sonidos solo lo bueno. Que en el silencio mas profundo de la noche, se escuchan en cien mil ecos, los cantos de las lechuzas. Si po, rico. Como no te voy a copiar mi sueño? El sueño que tuve toda mi vida. Cacha ahora ella tiene hasta el terreno. Ella la soñadora, ella la salvaje, ella la terrateniente… ella.

Que maravilla.

Si, yo quiero una casita que sea de veras mia, aunque sea fea. No me importa. Pero que tenga vida. Que caiga bien. Una casa que tenga onda. Que tenga personalidad y quien me conoce cache que la casa es mía. Mi casa.

Mi casa soy yo.

Quiero hacer de mi vida una casa, y que se note. Tengo pensado por ahí cerca de curarrehue, hay algo interesante por ahí. Pero para el lado del Quetrupillan, hay opciones tambien como entretenidas. Que la gente tenga que viajar si quiere verme. Que de visitas, pocas. Pero de corazones los que quieran.

Pensaba documentar mi vida así. Un hermitaño digital. Cachate esa contradicción. A la mierda, nadie sabe bien donde está, pero el loco documenta lo que tiene que hacer para poder comerse un tomate. Y ahí el loco tiene publicada la historia y la foto. Y chan! Discovery Channel, todo el rato. Está entretenida la idea, pero tengo que desarrollarla, de sustentabilidad, todavía cacho poco. Solo un poquito creo que he recorrido. Y sin discovery channel igual disfrutaría mas todavia al comerme mis tomates.

Si al final no sale y cambio de idea, igual me puedo dedicar a lo que mas me gusta, que es disfrutar hasta las cosas malas, asi que tanto como miedo al fracaso, es como irrelevante. Las cosas que hacemos, son las que queremos. No creo que queramos ser infelices, entonces si queremos, juguemos y persigamos los sueños. En fin, eso, no se tengo tanto que decirte, pero al mismo tiempo no te digo nada, por toda esta basura del absurdo e innentendible distanciamiento. Nada mas, encontré una emoción bonita en forma de canción y en un buen momento. Creo que dentro de un tiempo podríamos estar listos para ser amigos.

Me acordé de ti, y quise escribirlo. No sabía que terminaría hablandote “directamente”. De haberlo sabido, no me habría atrevido. Ninguna mala onda, todo lo contrario, ni ahora ni nunca.

_MG_0123

Muchas gracias por todo, un abrazo bacán, de esos largos pero no tan apretados.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s