Santiago.

– Y cuando te vas?
– La verdad todavía no lo se.
– Y donde te vas a quedar?
– Todavía no lo había pensado.

_MG_0716

Ella no podía entender como yo pensaba viajar a una ciudad sin tener idea donde quedarme. Y ahora que me lo pregunta, tampoco lo entiendo yo. No tengo idea donde me voy a quedar, y hasta ahora no me había preocupado. Soy un tarado, en que estaba pensando. Pero después me acordé que en Santiago mas de una vez me tocó dormir en la calle y no fue solamente una buena experiencia, si no que además me puso también los pies en la tierra. Hay mucha gente que vive de esa manera. Me enorgullecí al contarle a la Anna, que hasta tenía mis lugares perfectos que ni los vagos cachan. Los vagos se tiran donde quieren, para eso tienen toda su casa en la espalda. Yo tengo estilo para mi indigencia, pero también ando con toda mi casa en la espalda. Siempre he dicho que todo lo que necesito está dentro de mi mochila. En teoría vagabundus podría venir de “inclinado a errar” y errar no está (al menos en toda su ambigüedad etimológica) para definir un error, aunque está intrínsecamente asociada a la acción de la deriva. Yo creo que eso pasa cuando uno entiende que en la vida todos los caminos son probables, y uno se deja seducir uno por uno, sabiendo que todas las alternativas son interesantes, y aunque sea algo malo, mejor es la experiencia de aprendizaje.

Si, voy a santiago y no tengo idea de donde quedarme.

Me encanta.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s