La enciclopedia de los animales.

El Cito es mi sobrino. Tiene tres años. Es un weon a toda raja, y va a ser mucho mas a toda raja todavía, mucho mejor si mi hermana se desenrrolla un poco. A veces viene a la casa y se escucha el mandandolo todo, con una personalidad ultra chora. Me ordenó jugar con el a uno de esos juegos violentos tarados que aprende viendo monos en la tele, y le digo que yo no quiero jugar con gente que juega así, porque a mi me gusta que me traten bien. Y vuelve a agarrar sus peluches y les manda patadas galácticas del espacio para destruirlos. Yo le dije que a mi me gustan otros juegos, y le pregunté si quería jugar un juego nuevo conmigo.

Se le cayeron los peluches de la mano, y se me vino a sentar al lado en el suelo. Fui a buscar el libro que me pasó la Anna para que pudiéramos ver diagramas naturales con el Pancho. Un libro tan a toda raja, que apenas el Pancho lo vio, me preguntó si podía recortarlo. Solo lo miré. “Lo que haríamos con este libro superaría todos los propósitos para el que fue creado, y eso, es mucho mas que la repisa en la que está guardado”.  Llegó de regalo desde Barcelona y cruzó hasta acá, volando sobre el mar.

Ese libro fui a buscar.

El Cito se sentó al lado mio, y empezamos a ver las fotos. “¿Como se llama este animal?” “Ese es un elefante” “¿Y que sonido hace? “Fruuuuuuu………………….!!!!!!!” Y así, lo llevé a un mundo diferente, del que a pesar de que lo llamaban, se negó a escuchar.

– ¿Te gustó mi juego?

– ¿Que juego?

– Este po.

– Pero este no es un juego. Un juego es con juguetes.

– Ah pero los libros son mis juguetes. Yo no juego con tus autitos.

_MG_0051

Ahora me ve, y me pregunta por el libro. Le cuento que es un libro muy importante y muy delicado que hay que cuidar bien, pero también hay que aprovecharlo. Es un libro de una amiga y se lo tengo que devolver luego. Ahora anda para todos lados persiguiendo a mi papa preguntandole cosas sobre los animales. “Este se come a este” lo escucho decir desde el baño. No se por que le gusta tanto ver el libro en el baño. Quiere que lo guarde ahí, con las revistas del Lelo, para que el pueda sacarlo cuando quiera.

– Lo voy a extrañar cuando tengas que devolverlo, me dijo.

– Yo también lo voy a extrañar, le respondí.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Anna dice:

    Si el pancho lo corta le corto un _ _ _ _lo puedes disfrutar un tiempito mas

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s