Que pasa si…?

Mientras conversaba afuera del restaurant con el Pancho, apareció afuera un tipo de la cocina. Un flaco bien amigo para preguntarme si podía ayudarlo a concretar un plan bien tránfugo y muy flaite. Quería hacer una cochinada piola, pero me necesitaba a mi para llevarla a cabo. Aprovechando que entremedio habían regalos, se habrá querido acercar a probar que pasaba, si tienes un amigo con acceso a las cosas que necesitaba. Aprovechando esa confianza de amigos tan sincera, me fui derecho a responderle como se le responde al amigo.

– Mira, le dije. Eso yo nunca lo he hecho, y no tengo ningún plan de hacerlo. Pero lo que querai hacer, hazlo sin que me de cuenta.

Que tuviera bien claro, que la cancha se había rayado, que cada uno cacha cuales son las reglas y que cuando la amistad es una cosa, pega es pega.

Volvió un rato después para mostrarme lo que había hecho y que quedara todo claro.

Entre amigos siempre está todo claro.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s