Mejor que solos, bien acompañados

el

Llegaron bien tarde, cuando yo acababa de publicarme una obra. Trajeron todo lo que faltaba, y encontraron todo lo que andaban buscando. La Julieta se fue de a poquito envolviendo en su propio sueño y yo me quedé con esta lindura tan loca. Bien bonita y entretenida. Artista, media bailarina y fotógrafa santiaguina, de esas que viven de esto. Aunque seca, había cosas importantes que no cachaba, seguro igual que yo, que de lo que ella hablaba yo no sabía una raja. Así nos fuimos enseñando,  que de temprano se hizo muy tarde, así que me levanté y le dije: Me voy a acostar, allá seguimos hablando.

Le dije que me siguiera y me siguió, que se acostara en mi cama y se acostó. Que había buena onda que no se preocupara, me contestó que filo, si estaba todo bien y nos quedamos conversando hasta que la luz se metía por la ventana. Aunque yo tenía por dentro como la orden de apretarla y agarrarla a besos, no sentía que la orden llegara de mi nucleo mas interno. Era esa masa de materia palpitante en una maquinaria salvaje de fuego, la que me empujaba desde afuera para hacer algo que no consideraba necesario. Era un ataque a mi ser interno. Acurrucados juntos, debajo de todas las capas que nos separaban del frio absoluto, mis músculos preguntaban ¿pero por que no?

¿Que es necesario, para una masa de músculos que responden a la orden de una mente que todavía no ha aprendido lo suficiente?. La orden es justamente lo que vale.

Ella se fue quedando dormida de a poco, mientras sus descomunales ronquidos fueron llenando todos los vacíos y yo me fui desmenuzando en las infinitas fracciones que componen mis propias pequeñas existencialidades. Estaba en un lugar de lujo, acostado con una mujer bonita, que además de interesante, es una compatriota en un mundo de extranjeros. No nos separaban ni las piernas que ya estaban enredadas y podría haber estirado la mano y sacar la manzana. Y si lo hubiera hecho nada malo pasaba.

En esa pequeña batalla hormonal y física tuve que descubrirme muchas veces, y fui recogiendo varios trapos con los que me fui encontrando. Me sirvió para poner orden en la casa y estando todo limpio, sentarse a conversar por fin conmigo un rato.

Hice una lista mental de todo lo que yo quería, de todas mis necesidades. Sabía que quería una cámara decente, una revista de viajes y fotografía, un equipo completo de escalada, un furgón aperrado no importa que año y un terreno en la montaña donde se que construiré mi casa, ojalá en una quebrada para que lleguen solo los que tengan. Al tener todo eso, partir de viaje.

No quiero nada más en todo lo que son las necesidades de mi vida. Está todo super claro, no quiero pareja. No tengo intención de construirme un nido. Compañeras las que quieran, que vengan todas a jugar conmigo. Caminemos juntos un rato, pero nunca como un contrato. Me libero de toda responsabilidad posterior, dejando esto bien claro. Error que cometí con todas las que he desilucionado en el pasado.

La cámara ya la tengo, me la compré hace tres días. La revista ya se está como una versión de prueba, y se publica luego. Mi equipo de escalada ya viene, no lo voy a pagar yo, y con el ya voy a poder echar a andar mi Escuela. Mi furgon es anexo, lo necesito porque para donde voy, llegar con gente, no va a ser bailar ballet. Y el terreno llegará cuando tenga que hacerlo. Ya estoy buscando, luego voy a encontrarme con el que lo ande ofreciendo.

¿De mi vuelta al mundo?

Hace rato que empezó mi viaje.

Y de ésta lindura que comparte un sueño junto a mi, que rico, que sea. No tengo intenciones de andar formando un cuento eterno, y por eso disfruto tanto la compañía de estas princesas que por la noche llegan con el viento y cantando se van como el rocío brilla al desaparecer cuando llega la mañana.

Justo a tiempo.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s