Dispersión.

Una idea aparece en mi mente
y con curiosidad voy agarrándole el vuelo. 
Poca vuelta alcanzo a darle,  
que se deshace en miles de sueños.
"Controla tus pensamientos", me dicen.
¿Pero como pensar en hacerlo,
cuando el pensamiento es su propio dueño?

He ahí la magia de todo el truco, 
hay que quedarse quieto y poner orden.
Igual como se hace con un perro
que es bueno para armar un jaleo. 

A dedicarle tiempo a la mente, 
que aunque pierda la doma, 
igual me quedo con lo que aprendí de ella.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s