El macho.

Me tocó llevarles la cuenta a una pareja joven que tenía pinta de risa. Tuve la intención de pasarle el detalle al tipo, pero el me indicó con un dedo para que se la pasara a ella. A la chiquilla no le tocó mas remedio que meter la mano en la cartera, y yo dije: “Bien por la liberación femenina!”.

Muy agallao el tipo me dice “Como yo soy el que gana mucha mas plata, yo pago la casa” y me mira bien choro, como estableciendo quien era el hombre.

Cuando ella había pagado, le dije al tipo con cara de duda “Me da la impresión de que tu trato no es muy bueno”. Me miró atento antes de preguntarme un ¿por que? y le dije:

– Cuando las cosas se ponen difíciles, son ellas las que se quedan con la casa. A mi no me molestaría pagar una cuenta – y me retiré.

Ella escondió la risa debajo de la mano, y el se la quedó mirando con cara de preocupado.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s