Sesenta y seis.

el

Le pregunté a la Julieta por un numero y ella me dice sin pensar el sesenta y seis. Voy a la lista y cae justo sobre Truman Show. Me preparo con calma, que es sábado en la noche, y nadie apura nada. Está todo bien, Gian está en un matrimonio carreteando con los amigos que yo quería que se encontrara, y en esta casualidad, me mandan fotos estando juntos.

Disfruto esta película con la nostalgia del proceso vivido hace tanto tiempo, y al terminar, sigue siendo sábado en la noche, donde todo está permitido. Puedo hacer exactamente lo que yo quiera y la pregunta es ¿Que quiero? Puedo dejarme llevar y ver otra, o puedo editar los trabajos pendientes, procesar las fotos del matrimonio de hoy día, o preparar la propuesta fotográfica para las gafas de madera que se van a Alemania. Puedo organizar mis archivos, o puedo dejarme llevar con la música que brota con gracia y sin pena. Puedo tomar mi moto y viajar muy lejos, o puedo simplemente partir a visitar a alguien a pata.

¿Que es lo que quiero? No lo se, pero tengo un trecho muy avanzado si se lo que no quiero. Y no quiero dejar que el tiempo pase, porque tiempo es lo único que tengo y es ahora, en este momento cuando quedan pocas horas para que la noche amaine, cuando se que soy dueño de todos mis deseos.

Lo primero siempre es tener ganas, y ahora quiero escribir, aunque no tenga material para hacerlo. Quizá me deje llevar, y me encuentre por ahí conmigo, viajando en un sueño.

Así mismo, lo que soy como quiero.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s