Te sobra lo que te falta.

el

Estaba ella en el departamento de su amiga durante la mañana cuando llegó el dueño de casa y les informó a las dos que tenían plazo para largarse con todas sus cosas para no volver a verlas nunca mas.

Pasábamos veloces en la moto atravesando el tráfico de las tres de la tarde mientras me hablaba, y solo me detuve a pensar que se afirmaba con sus piernas a mi cintura para dejar sus brazos volar hacia los lados sin dejar de disfrutar el viento como corre entre los dedos al acelerar.

– El tipo era un tarado y la trataba mal. Y ahora la había abandonado a su suerte después de varios años de maltrato, me dijo.

– Entonces le pasó algo bueno… te sobra lo que te falta – le grité hacia atrás mientras me hablaba.

Para mi en ese momento fue todo tan obvio y lo vi todo tan bueno, pero en el infinito momento que duró ese segundo descubrí que todos tenemos lo que necesitamos. Lo que nos falta es lo que alcanzamos con las manos. El problema es tener la costumbre de pensar que en realidad lo que necesitas nunca vas a poder alcanzarlo. Te sobra lo que te falta: Está ahí al alcance de tu mano.

Me aferré a mi idea sin importar lo que pasara. No importaba nada, todo cambio es bueno. Solo hay que saber adaptarse, y con ese pensamientos nos dejamos volar como si ese ave nunca hubiera sentido el terror de muerte antes de saltar al vacío. Partimos en grupo a un lugar secreto a mirar la ciudad desde bien alto y bien lejos, brillando nuestra estrella para todos aunque que algunos pudieran darse cuenta mientras se iba alejando la tarde y se nos fue riendo entre la brisa tibia de la primavera que por fin había llegado.

Varias horas después, sentada al lado del fuego mientras se doraba la carne, me miraba muerta de la risa con sus ojos fijos los míos, como un gato espera del ratón la siguiente movida. Le sonreí de vuelta mientras triunfal agarraba mi queso y me lo comía. Me reveló que había disfrutado el día entero mirándome disfrutar el día y le revelé que había disfrutado entero mi día al verla disfrutarlo conmigo.

Te sobra lo que te falta, pensé.

Y me alegré de ser yo mismo.

Anuncios

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s