Somos humito en el universo.

Nuestro giro orbital al rededor del sol se inclina en favor de quienes usan su energía pero que viven en el extremo de arriba. Por los próximos seis meses estaremos recibiendo un poquito menos de esa luz, de esa vida.

Algunos se ponen meláncolicos, otros tristes, otros pierden sus hojitas. Otros engordan para encerrarse en cuevas, otros celebran.

Yo, solo lo disfruto.

Contra la luz del sol que ya se va, comienzo a despedirme de esa tibieza, de ese calor. Ahora recibo, mi calor viene de fuera. Llegará un momento en el que todo lo de afuera pedirá mi calor, y yo tendré que dar.

Es solo perscepción.

Entibiando mi ser con la luz que aún está disponible, me dediqué a maravillarme con las siluetas del humo que se recortan con el fondo, generando una tenue disputa en el conflicto mas pequeño del universo que puede existir entre humo y luz.

humito-01

Y esas hebras, libres y locas que bailan graciosas rumbo al mundo, están absolutamente sujetas a todas las fuerzas de la existencia que una a una tira su atracción sobre ellas. Sin tomar decisiones fluyen aleatoriamente obedeciendo a todas.

El movimiento del humo, su libertad y su esclavitud, si plenitud y su desgracia, su existencia fugaz y eterna, su manifestación evidente y todos sus secretos, revela información clasificada y disponible a quien se atreva a verse a si mismo reflejado en ella.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s