Solo son cosas que se aprenden solo estando solos.

Partí al baño a lavarme los dientes para mi sesión de yoga, y me acordé que es un buen método de meditación. No, el yoga no. Lavarse los dientes. Así que puse toda mi concentración en hacerlo todo perfecto. Entonces fue como que mi mente recibiera una caja de juguetes en una alfombra, y dejó de molestar. Y fue ahí, solito lavándome los dientes, ya cansado y sin ganas de na, cuando me vi a mi ahí en el espejo como si fuera otra persona lavándose los dientes, tan poco interesado, como si nada fuera tan importante. Así que levanté la mirada y le dije: Oiga Compadre, arriba ese ánimo que usté no está na solo!. El levantó la cabeza también para mirarme y sonrió. Le cambio la cara y nos reímos los dos. Mirándome al mirarlo decidí ponerle atención y me gustó mucho lo que vi. Le puse atención a sus detalles, nunca antes me vi. Mientras sonreía lo veía fuerte, seguro de si mismo, pero se notaba que le costaba tomar los desafíos con la sonrisa en la cara y es importante sonreír, te hace ver todo con otra claridad. Ahí vi, quizá con que pensamiento comenzó a entristecerse de nuevo y  luego se le acabó la sonrisa perdida en otro tiempo lejano. Entonces lo llamé de nuevo y le dije: ¿Yapo Y? y nos reímos de nuevo.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s