Será algo con la Pineal?

En mucho tiempo no recordaba y no recuerdo un día tan productivo. Sencillamente todo fluía con una elegancia imparable, avanzando en minutos tareas de días. No sólo en el taller creativo, donde saltaron chispas, sino que además me di el lujo de mover una ruma de leña. Todos los patrones de tedio que me boicoteaban la rutina, fueron desplazados a la friend zone. Ya no había necesidad de recreo. Todo era descanso y actividad. Tres proyectos grandes que llevaban detenidos demasiado tiempo, están listos para los últimos retoques y darle el timbre de definitivo. Me asombro de mi mismo, me dan ganas de creerme poderoso y fuerte, capaz y valiente,  como me siento cada vez que me acuerdo que soy poderoso y fuerte, capaz y valiente.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s