Coincidencias…

el

Antes de que naciera, yo ya tenía tres hermanos. En ese día el menor cumplía 12. Era un día feliz de pichanga en la calle. Después de una jugada, la pelota cruzó a la otra vereda y el festejado corrió detrás de ella. Un auto pasaba demasiado rápido y ocurrió la tragedia. Mis hermanos vieron su muerte demasiado cerca, demasiado encima, demasiado propia. Los niños corrieron hacia la fiesta en la casa para avisarle a mis papás del accidente. El conductor era un tipo joven y se dio a la fuga. Mi papá muy loco,  lo buscó por todas partes y lo encontró mucho después sólo para perdonarlo. No tenía sentido perder dos vidas. Ese muchacho muchos años después se convirtió en doctor y por las vueltas de la vida trabajó en el hospital donde sin saberlo, atendió el parto de mi mamá y me trajo al mundo.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s