El Pollo.

Me encuentra simpático y entretenido, pero el Pollo no me quiere. Se dio cuenta después de que nos embaláramos los dos en una carrera que iba para todas partes. Pegó una chantada a toda raja y con freno de mano, corta. Se acabó esta wea, nos bajamos, dijo ella, pero yo me quedo le contesté.

Si hubiera sentido lo que yo sentí, hubiera seguido acelerando.

Pero nos hubiéramos matado.

Que rico morir así.

Cierto?

Si.

2017-10-12 19.09.32

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s