Una Tepita en mi camino.

La Isla había pasado por demasiados meses de un invierno durísimo, chacal. Además de los Chucaos, algún Pudú y algúno que otro extrañísimo ser de nuestra raza, como lo son los guardaparques, nadie ha recorrido esos senderos en un montón de tiempo por lo que estaban críticos. La gente cuando camina, va marcando la huella limpiándola de hojas caidas, ramas, palos y árboles enteros que la cortan en dos, pero cuando no hay gente, el sendero se esconde y yo mismo me vi un par de veces pensando “cresta, para donde va esta wea!”. Perderse allá arriba es cosa seria, se cuentan historias asombrosas de rescates tremendos y totales.

Así, caminando por uno de los bosques mas puros del mundo, fui poniendo orden en la casa, sacando ramitas, marcando la huella, limpiando el camino con cariño. Hasta que de repente, en la mitad del sendero, me encuentro con una Tepita joven de unos dos años, que estaba completamente desparramada en el camino. Para aprovechar su esencia de Bosque Potente, le saqué unas hojitas para que me acompañen con sus aromas divinos. Entonces antes de seguir, quisé dejarla a un lado para abrir de nuevo la ruta y para que vuelva a la tierra, así que le pegué un tirón suavecito, pero no se movió. Le mandé un tirón bacán y nada.

IMG_3995

Cresta… la loca estaba todavía plantada!

Claro, estaba debajo de la rama de un arrayán que se había caido, pero todavía vivísima. Chucha, tuve que pedirle perdón, yo pensé que no me estaba cagando a nadie. Había que hacer algo, así que manos a la obra.

Pedí permiso al árbol caído y con fuerza de Mujer Despechada, tomé el trozo que la ahogaba y traté de moverlo para otro lado, pero fue un weveo porque ¿adonde lo pongo sin cagarme a nadie? En este bosque absolutamente TODO está vivo. Donde pises dejai la cagá. Bueno, la menor cagada que sea posible entonces y a la faena.

Liberada la wachita con el menor daño posible, la pongo nuevamente en vertical y queda perfect pero media desbalanceada y tiritoncita, como que tiende a caer. Chucha, esta wachita no va a aguantar ningún viento. La afirmé lo que mas pude, pero la naturaleza tiene lo suyo, uno puede ponerle todas las ganas a algo, el corazón completo, pero lo que tiene que pasar, pasará cuando tenga que hacerlo. Podemos solamente esperar lo mejor, y que aguante todos los vientos. El corazón sigue puro, la intención es la correcta, la motivación necesaria y el amor todo lo arregla, porque en esa fe, nada mas queda.

IMG_4093

Me despedí de aquella Belleza de Bosque, deseándole una vida hermosa y recordando bien bien el lugar donde quedó, por si algún día nos volvemos a ver. Sería un sueño verla crecer como los gigantes que la rodean.

Seguí mi camino mirando todos los detalles con la atención del que está creando lo que ve, hasta que me encontré con otro amigo amigo caido, desparramado también en el sendero bloquéandolo todo. Pero este ya estaba muy grandote y la rehabilitación hubiera sido una operación demasiado compleja. Lo pensé, de veras que lo pensé. Pero al final llegué a una conclusión:

– Todavía no se si me puedo salvar ni a mi mismo, y estoy pensando en salvarlos a todos.

IMG_4139

Sin hacer ningún ruido, seguí mi camino rumbo al mar, a bañarme en la luz de nuestro Sol, y a inventar con su energía, el horizonte que todos los sueños permite.

 

 

 

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s