Ellas, las guitarras.

Y mientras me sumergía en busca de las estrellas que me llamaban en cada una de sus canciones perfectas, apareció la guitarra. Quise acercarme a ella con la curiosidad llena de respeto de un niño enamorado y cuando la alcancé con la manó, sentí toda su energía fluyendo hacia mi como un torrente imparable de magia. En la ternura y el cariño que me expresaba, no importaba para nada la teoría práctica con la que fue creada, que en ese momento incluso su función y todo su arte, era completamente irrelevante. En su lugar, me absorbió la delicada suavidad y firmeza de su estructura, capaz de sostener tan agobiantes tensiones con armonía. Me enamoré de su forma tan familiar y conocida y de los contornos de su silueta femenina mientras la iba desvistiendo lentamente con la yema de mis dedos. Recorrí sus caderas llenas de gracia, rebosantes de fuerza y me deleité con toda la textura de sus cuerdas aún silenciosas, pero listas para su canto. Mientras la amaba con la ternura de mis manos, explorando sus misterios secretos y sus tesoros discretos, recordé que era ajena y no era mía. Al mismo tiempo supe que solo cambia levemente la forma pero la escencia sigue siendo la misma. Era mi guitarra que tampoco mía, me acompañaba de la misma efímera manera, temporalmente, aunque fuesen años, segundos o toda una vida. Era la misma guitarra que encontraría con otro aroma, otra fuerza, otras tensiones diferentes, adonde fuese que me lleve la inquietud de mis pasos. La misma energía con la que me conectaría en la noble pureza de su madera y el amor con la que fue creada. No se puede ser dueño de una guitarra, como ella tampoco puede encadenarse a su músico. Solo puede entregar brevemente su alma de angel perfecto a quien se tomase el tiempo de aprender a tocarla. No hay guitarras ajenas ni propias, solo compañeras de viaje con las que a través de ellas podemos expresar la libre profundidad de nuestras almas, durante un breve momento de magia.

Anuncios

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s