Consuelo para un bombero triste.

El bombero que después de haberle quitado el cuerpo de una persona al fuego, y sufre porque esa persona irremediablemente se le muere en los brazos, tiene que saber que por mucha técnica que sea aplicada, cuando llega nuestra hora todos tenemos que dejar este mundo, pero pocas personas han tenido el privilegio de hacer el último viaje junto a la persona que se jugó también la vida en el rescate para retenerla un poquito mas de tiempo con nosotros.  En la eterna lucha de la frágil vida contra la implacable muerte, se manifiesta la intención mas noble en el amor mas profundo de ofrecer la vida propia para el rescate de un desconocido. Pocas personas tienen el privilegio de partir con tan buena compañía.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s