8 . Un hombre tranquilo y feliz.

el

Despertó luego de un sueño intranquilo. Antes de intentar pensar en el Por Qué, ya lo había olvidado. Cómo toma todas las curiosidades de la vida, ésta también la dejó pasar por alto, sonriendo la tranquilidad de no darle importancia a las cosas tan pasajeras. Mientras comenzaba a tomar la decisión de levantarse de la cama, un pensamiento le daba vueltas a la cabeza. Hoy era un día diferente a la rutina… quedaba a cargo del buque mientras el capitán descansaba. No fue inseguridad lo que sintió. Había ayudado a construir este buque y lo conoce bien. Tampoco miedo. Han pasado juntos por tantas tormentas. Le costaba dejar de darle vueltas al tema. Se levantó. Tomó desayuno. Leyó su diario. Mientras paseaba su mirada sobre las distintas tipografías, no se daba cuenta de nada. Ajeno a la noticia, dejó de importarle la evolución del conflicto en el medio oriente, y se encontró leyendo sin leer. Dejó entonces el diario a un lado de su café y fijó su mirada en algún punto del jardín. La claridad que regala la quietud en la que se sumergía, le permitió ver el problema: Se sintió responsable por el buque. Un colibrí pasó volando a través de la lluvia buscando flores entre la niebla. Levantó las cejas ante su vuelo. Estuvo a punto de dejarlo pasar por alto, sonriendo la tranquilidad de no darle importancia a las curiosidades pasajeras, pero esta vez su pensamiento tomó otro rumbo. Algo dentro de él supo que era necesario un cambio. Sin perder su temple, tranquilo y alegre, hizo todos los trámites necesarios para que el buque se mantenga en perfecto funcionamiento. No pensaba pasar a la oficina este día, pero la reunión que tenía programada para la tarde le exigió ir a buscar el computador que había olvidado en su escritorio. Cuando llegó a recogerlo, no tenía la intención de permanecer mucho tiempo ahí, pero algo lo retuvo.

“Señor Gerente, alguien quiere verlo. Dice que es un Colibrí que viene volando a través de la lluvia buscando flores entre la niebla ¿Qué le digo?”

– Dígale por favor que pase.

Un comentario Agrega el tuyo

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s