En la casa del gaitero.

Es raro. Tan hermoso como raro. Tan hermoso y tan raro que hace innecesarias las descripciones. Me he sentado con ganas de escribir sabiendo el qué, ignorando el cómo, sin un por qué,  dejando en blanco los renglones vacíos de un sentimiento que se desborda sobre si mismo, ahogando palabras y conceptos, emociones y pensamientos.

– Luna llena bajo techo –

No se como contarlo, no se si quiero.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s