A ti, hermoso intolerante.

Ya, te molesta ¿Y qué? ¿Te crees el dictador de toda ésta wea? O sea, ahora todos se supone que tenemos que comportarnos de una manera que no te moleste. ¿Tan importante te crees entre nosotros que tenemos que acatar tus weas? Y como evidentemente nadie está ni ahí contigo como para pescarte ¿Nos vemos obligado a escuchar la interminable paja de tus putas quejas? Que onda, entiende. Tienes la mentalidad de una guagua que jamás aprendió a pedir leche. Hazte cargo de tus propios dramas.

Madura, mierda.

A mi, hermoso intolerante.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s