Vida de campo

Se prejuicia a la vida de campo como simple y poco estimulante, pero la vida de campo es dura. Siempre se están viendo infinitas cosas simultáneas que atender, tantas que incluso al dormir se sueña proyectando futuras cosechas.

La diferencia con la vida de ciudad, es que en el campo, las actividades necesarias se hacen con la paz del alma.

IMG_8773