El Chaltén.

el

El monte Fitz Roy (o El Chaltén) siempre se me presentó como uno de esos emblemáticos lugares que se asocian directamente con una genuina aventura. Su prominente, aguda y filosa forma recortada rumbo al cielo, haciendo trizas el horizonte, naturalmente se había grabado en forma permanente en mi retina.

Ya de grande siendo niños, mi amigo Poroto me propone la aventura.

“Vámonos al Chaltén” me dijo.

Así empieza esta historia.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s