Ciudadanos del mundo

Cuando estás de viaje, todo es nuevo. Los pensamientos son nuevos, los nombres de las calles, la forma de las nubes. Estando en el lugar de siempre, incluso las personas tienen las mismas caras, aunque sea la primera vez que las vieras. Sus rasgos, rutinas, recuerdos, historias, son todas las mismas, aunque sean nuevas. “Nadie es profeta en su tierra” y ninguna tierra forma los profetas que nacen en las carreteras.

Cuando estás de viaje, las rocas tienen un color distinto, un aroma, un tacto, una sensación diferente. El aire, la comida, las miradas, son todas distintas. La forma en que nos relacionamos con el mundo y con nosotros mismos, cambia. Es una perspectiva diferente. Se abren todas las puertas, se eliminan todas las fronteras, se diluyen todas las diferencias. Las naciones se desintegran en la complejidad del lenguaje que vuelven unir las miradas cuando las conectan los corazones de los ciudadanos del mundo.

Caminantes del viento que erosionan a fuerza, todas las fronteras.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s